23 octubre 2016

Reseña: Sombra de luna




Título: Sombra de luna  
Saga: Los guardianes ocultos, #4
Autora: Rachel Hawthorne
Editorial: La factoría de ideas
Páginas: 256
Año: 2012
Precio: 16.95€
Edición: Tapa blanda con solapas
Han asesinado a un hombre lobo. Y todo
indica que lo ha matado uno de sus semejantes.


La capacidad de Hayden para captar los sentimientos de sus compañeros licántropos le ha hecho la vida insoportable. Decide huir de los Guardianes Ocultos, pero tras unos días, el encantador y misterioso Daniel, un recién llegado a la manada y el único cambiaformas inmune a su poder, la encuentra. Mientras regresa con él a casa a regañadientes, Hayden se da cuenta de que Daniel despierta fuertes sentimientos en ella...
Sin embargo, un sexto sentido la avisa de que él no es quien dice ser. ¿De dónde viene?, ¿por qué nadie lo ha visto tranformarse? ¿Su atractivo guardián es realmente un cazador... y ella es su presa?


Después de no sé cuánto tiempo intentando conseguir este libro y de tenerlo unos cuantos meses esperando en mi estantería, por fin me decidí a poner fin a esta saga.

En este caso, la protagonista es Hayden y, como suele pasar en cada uno de los libros, está a punto de pasar por su transformación y aún no tiene compañero. Pero eso no es lo peor de todo, al parecer hay un ser que está acechando a los Guardianes y que plantea acabar con su vida pronto, por lo que decide huir lejos del campamento e intentar sobrevivir a su manera.

Aparte de esto, Hayden tiene otra cualidad: es capaz de percibir los sentimientos de todos los cambiaformas, excepto los de Daniel, un misterioso chico del que no sabe gran cosa pero que a su vez parece muy interesado en ella.

Como viene siendo costumbre en esta saga, estamos ante un libro que se lee rapidísimo, la trama es sencilla y engancha lo suficiente como para leerla en un suspiro, por lo que es perfecto para esos momentos en los que necesitamos algo más ligero. Pese a esto, creo que este me ha parecido más flojillo que los anteriores, tiene algunos detalles que marcan la diferencia, que le dan cierto toque de originalidad, pero a la vez no pude evitar sentir que la historia estaba medio vacía, como si pudieran haberle metido mucha más chicha de la que realmente tuvo.

Ambos protagonistas me han gustado, quizá más Daniel que ella, ya que ese toquecito misterioso y alguna cualidad especial que vamos descubriendo lo hacen interesante, pero realmente ninguno ha sabido encandilarme. Por otro lado, volvemos a tener a todos los personajes anteriores saliendo como secundarios, lo que hace que se siga manteniendo cierto hilo aunque cambiemos de protagonistas.

En conclusión: Sombra de luna es una novela que me ha resultado, al igual que sus predecesoras, entretenida y muy sencilla de leer. Ideal para pasar un ratito mezclando lo realista con lo paranormal.


18 octubre 2016

Reseña: El niño con el pijama de rayas




Título: El niño con el pijama de rayas
Autor: John Boyne
Editorial: Salamandra
Páginas: 224
Año: 2008
Precio: 13.00€
Edición: Tapa blanda con solapas
Estimado lector, estimada lectora:

Aunque el uso habitual de un texto como éste es describir las características de la obra, por una vez nos tomaremos la libertad de hacer una excepción a la norma establecida. No sólo porque el libro que tienes en tus manos es muy difícil de definir, sino porque estamos convencidos de que explicar su contenido estropearía la experiencia de la lectura. Creemos que es importante empezar esta novela sin saber de qué trata.
No obstante, si decides embarcarte en la aventura, debes saber que acompañarás a Bruno, un niño de nueve años, cuando se muda con su familia a una casa junto a una cerca. Cercas como ésa existen en muchos sitios del mundo, sólo deseamos que no te encuentres nunca con una.
Por último, cabe aclarar que este libro no es sólo para adultos; también lo pueden leer, y sería recomendable que lo hicieran, los niños a partir de trece años de edad.



El editor

Debo ser de las pocas personas que nunca ha visto la adaptación cinematográfica de esta novela, ya que tengo la manía de que el libro siempre va primero. Pese a esto, es una historia que siempre me había llamado la atención y que tuve la oportunidad de conseguir hace un tiempo de segunda mano.

En este caso, el protagonista es Bruno, un niño alemán que tiene que vivir el traslado de su familia a causa del trabajo de su padre, dejando atrás sus amigos, su escuela y todo lo que había conocido hasta entonces.

Es bastante complicado hablar de la trama ya que, como la misma sinopsis dice, saber de qué va exactamente estropea totalmente la lectura. Yo tenía una ligera idea sobre ella, por intuición, por alguna imagen que había visto, porque esta historia ya tiene unos cuantos años... pero realmente no sabía con claridad cuál era el argumento.

Es por todo esto que no quiero opinar mucho al respecto (y esta reseña se va hacer bastante cortita), por lo que simplemente voy a decir que me ha parecido totalmente creíble. Que esté narrada por un niño es un punto muy a su favor, ya que el autor consigue meternos en su piel totalmente, ser conscientes de la inocencia en la que vive un crío de nueve años, de cómo algo que es obvio para los demás, para él tiene un sentido totalmente diferente o simplemente no lo entiende.

Es curioso que, pese a esta inocencia, la novela contenga tanta crudeza. Me ha parecido impactante cómo se podía expresar todo desde un segundo plano, a la vez que veíamos los puntos de vista de personajes totalmente opuestos. Sobre el final tampoco quiero hablar demasiado, solamente que no he podido evitar lagrimear viento lo duro e injusto que era, pero no solo porque lo estaba leyendo, sino porque podría haber pasado realmente.

En conclusión: El niño con el pijama de rayas es una historia de la que no sabía qué esperarme, pero que finalmente me ha llegado. Con una mezcla de inocencia y crueldad que sabe calar hondo, no creo que deje indiferente a nadie.