13 diciembre 2016

Reseña: Medio mundo





Título: Medio mundo
Saga: El mar quebrado, #2 

Autor: Joe Abercrombie
Editorial: Fantascy
Páginas: 448
Año: 2015
Precio: 18.90
Edición: Tapa blanda con solapas

«El MOMENTO EN EL QUE PARES

SERÁ EL MOMENTO EN EL QUE MUERAS».

Espina Bathu es una de las pocas chicas de Gettlandia que ha recibido el don de la Madre Guerra. Desesperada por vengar la muerte de su padre, vive para la lucha. Pero tras un trágico accidente en el cuadrado de entrenamiento, su propio instructor la tacha de asesina y se convierte en una proscrita.

Zafándose del destino, la joven queda atrapada en una conspiración cuando se embarca en la nave del padre Yarvi, un clérigo tremendamente astuto. Junto con el resto de la tripulación, Espina surcará medio mundo en busca de aliados para luchar contra el despiadado Alto Rey, y aprenderá lecciones muy duras a base de engaños y sangre.

La acompaña en este viaje el joven Brand, un guerrero que odia matar. Aunque en una sociedad tan bélica como esta se le considera un fracaso, el periplo por el mar Quebrado le ofrecerá una oportunidad inesperada para redimirse a los ojos de todos.
 

Como sabéis, hace muy poco que me acabé el primer libro de esta trilogía y me quedé con bastantes ganas de continuar con la historia. Aunque, como suelo pasar bastante de leer sinopsis para saber lo menos posible, creía que continuaríamos con los mismos protagonistas y no ha sido así. Siguen saliendo personajes del primer libro, pero como secundarios.

En este caso, la protagonista es Espina, una adolescente que ha querido dedicarse a luchar desde la muerte de su padre años atrás. Por desgracia para ella, ser una mujer luchadora no está muy bien visto y acaba metiéndose en un lío bastante grande del que solo podrá salir realizando una misión para el padre Yarvi. En dicha aventura le acompañará Brand, otro joven que entrenaba junto a ella y que también se ha visto metido en apuros.

Pese a que la trama se fue por un sitio que no esperaba, lo cierto es que me ha gustado tanto el cambio de protagonistas como el viaje en sí, ya que podemos disfrutar de los personajes principales del anterior libro y a la vez podemos darnos cuenta claramente del gran cambio que han pegado. El tiempo ha pasado y todos han evolucionado de una forma u otra.

Tanto Espina como Brand me han gustado bastante, ella comienza siendo una chica demasiado confiada en sí misma, cuando le queda demasiado que aprender. Poco a poco se irá dando cuenta de que no es tan fuerte ni tan valiente como de primeras pensaba y vemos una evolución muy grande tanto en su aspecto físico como mental. Siempre me gusta que haya mujeres guerreras y esta sin duda lo es, aunque dejando clara su parte humana, con sus fallos y sus momentos de inmadurez. Por otro lado, él es el típico chico preparado para luchar, pero teniendo a su vez una parte tierna y un gran marcado sentido del bien que serán los que lo metan en líos en más de una ocasión, pero también los que marcarán la diferencia.

Como dije antes, ver a antiguos personajes ha sido algo agradable, aunque tengo que recalcar que el más destacable de todos, Yarvi, me ha dejado un sabor un tanto agridulce. En parte me ha gustado su actitud y la he entendido, con ciertos detalles enrevesados que encajan perfectamente, pero a la vez lo he visto más "inhumano" que anteriormente, como si le hubiera invadido demasiada frialdad.

Aunque pensaba que esta segunda parte me gustaría más que la primera, lo cierto es que al final ha sido un poquito menos. Que se incluyan elementos mágicos (aunque escasos), así como una protagonista súper fuerte y unas cuantas batallas interesantes, no he sentido esos toques de emoción o el genial giro de trama del primer libro, que me dejó con la boca abierta. Aun así, tengo muchas ganas de continuar con el tercero, por lo que espero que al menos esté a la altura de este.

En conclusión: Medio mundo ha sido una novela que me ha gustado bastante pese al cambio inesperado de protagonistas, con una trama emocionante y misiones que incluyen tanto a personajes nuevos como antiguos. Si algo me ha faltado ha sido precisamente una sorpresa como la de la primera parte, pero a su vez me ha dejado buen sabor de boca.


1 comentario:

Cris dijo...

A mi la historia y los protagonistas de esta segunda entrega me gustaron mucho más que los de Medio rey. En Medio mundo creo que la historia tiene mucha más acción y aventura, y Espina como protagonista es todo una cierto, a mi también me gustan las protas guerreras, y he disfrutado viendo como evolucionaba el personaje.
Tengo pedido para Navidad el de Media Guerra, a ver cómo termina la trilogía :)