12 junio 2015

Reseña: Jonas




Título: Jonas
Saga: Cuatro almas, #1

Autora:
Eden Maguire

Editorial: Montena
Páginas: 272
Año: 2009
Precio: 14.96€
Edición: Tapa blanda con solapas
Desde la repentina muerte de Phoenix -el cuarto adolescente que ha fallecido en solo un año y en circunstancias misteriosas en Ellerton High-, nada de lo que le sucede a Darina, su novia, es normal. ¿Por qué un misterioso batir de alas resuena, cercano y aterrador, en su cabeza? ¿Ve visiones o es cierto que unas figuras fantasmagóricas deambulan por una decadente caseta de madera, realizando un extraño ritual? Muy pronto Darina descubrirá la verdad: Phoenix ha recibido una segunda oportunidad en el mundo de los vivos y ahora -junto con Summer, Arizona y Jonas- debe aclarar las causas de su fallecimiento. Solo disponen de 365 días para lograrlo y Darina deberá participar...


Lo cierto es que ya había leído este libro hace unos cinco años (apróximadamente), poco después de su publicación pero, por unas cosas o por otras, nunca llegué a seguir con la saga. Hace ya un par de añitos que decidí comprarme los tres siguientes de segunda mano, para poder completarla por fin, pero no me acordaba mucho de esta primera parte y decidí que ya era hora de releerla para poder seguir con los siguientes dentro de poco (aunque ya sabemos que el tiempo aquí es bastante relativo).

En este caso, la protagonista es Darina, una adolescente que ha perdido a su novio Phoenix hace poco a consecuencia de una pelea, pero no es el único joven que ha muerto en extrañas circunstancias en lo que va de año, tres compañeros de instituto han sufrido algo similar. Por unas cosas o por otras, Darina se encuentra con todos ellos y descubre que han vuelto del limbo para resolver las causas de su muerte y que cada uno de ellos tiene solamente un año para descubrir el por qué. El problema es que a Jonas apenas le quedan unos días y ella es la única que puede ayudarle.

No puedo negar que hace unos años la sinopsis de esta historia me pareció muy original y lo cierto es que hoy en día también me llama bastante, pero también tengo que admitir que, al menos este primer libro, me ha parecido bastante normalito las dos veces que lo he leído. Me gusta mucho el motivo por el cuál los chicos vuelven del limbo, que tengan la oportunidad de resolver sus muertes y que tengan ciertas normas que cumplir si no quieren que todo se acabe sin más (como, por ejemplo, no tener contacto con nadie). Por supuesto, Darina es la excepción en este caso, ya que deciden darle una oportunidad por ser la única que puede tener contacto con el resto de la gente y recopilar pistas.

Pese a que sí hay puntos que me han gustado, como esos, me ha parecido que a la historia le faltaba algo, que todo iba un poco lento y que estaba carente de acción. Ninguno de los personajes me ha aportado gran cosa (bueno, a uno de ellos lo he odiado bastante, pero creo que cualquiera lo haría), creo que en ninguno se profundiza especialmente y eso ha hecho que tampoco pudiera sentir demasiado por alguno de ellos. Sí me han gustado las tramas amorosas que se esconden detrás, así cómo el final del libro, pero no he podido evitar que me faltase cierta chispilla que hiciera de esta historia algo más grande.

No puedo deciros mucho más ya que es un libro bastante cortito, pero sí que tengo intención de continuar con los siguientes. Tengo entendido que suelen gustar más que este primero y, supongo que al no ser tan introductorios, podrán tener algo más de acción; ya os contaré.

En conclusión: Jonas es un libro bastante cortito que nos introduce en una saga sobre jóvenes que desean aclarar las causas de su muerte. Entretenido y con cierta dosis de intriga, es buena opción para esos momentos en los que necesitamos descansar de lecturas densas.


01 junio 2015

Reseña: Al filo de las sombras




Título: Al filo de las sombras
Saga: El ángel de la noche, #2

Autor: Brent Weeks
Editorial:
Plaza & Janés
 

Páginas: 576 
Año: 2010
Precio:
21.90€
Edición:
Tapa blanda con solapas
El asesino perfecto no tiene un nombre, sino mil rostros.

La partida ha empezado. Todas las piezas han tomado posiciones e inician sus movimientos. Todas menos una.

Tras la muerte de Durzo Blint, su maestro, y de Logan, su mejor amigo y el legítimo heredero al trono, Kylar Stern siente que ya nada le ata a Cenaria, un país sometido a los caprichos del invasor: el rey dios Garoth Ursuul. Mientras los incendios y el pillaje se adueñan de la metrópoli, mientras miles de refugiados emprenden la huida y los resistentes se disponen a luchar, Kylar decide renunciar a su antigua vida.

Sin embargo, la noticia de que Logan está vivo, oculto en la peor de las prisiones, exige una decisión final: o bien Kylar acepta sin mirar atrás la ciudad, la profesión y la familia que son ahora su futuro y su redención a la vez, o bien se adentra en el camino sin retorno a las sombras, donde su talento como asesino podría salvar a un amigo y a un país... aun a riesgo de perder todo lo demás. 


Hace ya bastantes años que me leí el primer libro de esta trilogía, pero nunca había continuado con los siguientes pese a que me había encantado. A principios de año lo releí y me pareció que ya era hora de continuar con esta segunda parte.

En este caso, seguimos con la historia poco después de que acabara el primer libro. Ahora Kylar ha decido dejar su vida de ejecutor e irse a vivir con Elene y Uly como una familia, pero no todo es tan sencillo como parece, dejar atrás la forma de vida a la que se ha dedicado una década es realmente complicado, y más aún considerando que su Talento siempre va a estar ahí. Él quiere ser un hombre corriente, pero una parte de sí mismo desea matar.

No voy a contaros muchas más cosas porque para ello tendría que resumiros todo lo que pasa en El camino de las sombras y me parece joderos el libro entero, así que puede que esta reseña quede un pelín más corta de lo que me gustaría. Aunque hice una relectura en enero para tener fresca la historia, creo que ha sido un error esperar algunos meses para ponerme con este. No recordaba al cien por cien toda la información que se había dado sobre un par de personajes (Solon y Dorian) y cobran bastante protagonismo en este volumen. Ha habido ciertas partes de la historia que me han resultado un pelín confusas, no sé si por detalles que olvidé o porque realmente eran un poco así y eso ha hecho que me sintiera un poco desorientada en algunas líneas y que no la pudiera disfrutar tantísimo como hubiera querido.

En este segundo libro vamos a vivir una guerra, todo se ha desbordado completamente y parece realmente complicado solucionar las cosas. Como dije anteriormente, se da mucho más protagonismo a dos personajes, pero también a Logan y su vida en el Agujero, vamos descubriendo qué pasa realmente allí dentro y cómo es capaz de sobrevivir día tras día. Por otro lado, me ha gustado bastante el desarrollo de los poderes de Kylar, cómo cada vez controla mejor el ka'kari y también su forma de tomar decisiones. También podemos conocer mejor a Vi y conseguir ver un lado suyo que parecía imposible y que me ha resultado bastante interesante. Si hay un personaje que me ha desagradado un poco, es Elene, que me ha parecido algo caprichosa y ligeramente insoportable. Y no puedo terminar sin nombrar a las prostitutas, que han destacado de forma imponente y ha sido un detalle que me ha gustado bastante.

Una vez más, este autor me ha sorprendido muy gratamente. Si bien es cierto que el primer libro me gustó más y este me resultó un pelín lioso en ocasiones (puede que por mi culpa), tengo que decir que el final me ha maravillado. No esperaba para nada esas últimas líneas y las he releído un montón de veces con una sonrisa en mis labios y lágrimas en mis ojos. Aún ahora, al recordarlo, sonrío y me siento muy feliz por cómo ha terminado.

En conclusión: Al filo de las sombras ha sido una segunda parte a la altura de la primera, si bien me ha gustado un pelín menos, igualmente me ha parecido genial. Estoy deseando saber cómo termina todo esto, por lo que no tardaré en ponerme con el tercer libro. Si os gusta la fantasía épica y no tenéis muy claro si esta historia merece la pena, os animo a leerla, no os vais a arrepentir.