20 diciembre 2015

Reseña: Cuaderno para dos





Título: Cuaderno para dos
Autores: Rachel Cohn & David Levithan
Editorial: Molino
Páginas: 320
Año: 2011
Precio: 16.00
Edición: Tapa blanda con solapas
Manhattan. La Strand. Aquí, en una de las librerías más emblemáticas de Nueva York, empieza la historia de Dash y Lily, dos jóvenes nada convencionales que, a pesar de no saber de la existencia uno del otro, podrían estar destinados a conocerse. El secreto está en un Moleskine rojo, el misterioso cuaderno que Dash encuentra en una de las estanterías de dicha librería. «¿Te atreves», pone en la tapa y, en la primera página, la caligrafía de Lily le plantea un desafío..., y luego otro..., y otro más. ¿Estará Dash dispuesto a aceptarlos?


Estaba deseosa de leer esta novela desde hace muchísimo tiempo; hace unos meses pude conseguirla, pero di por hecho que el mejor momento para ponerme con ella era cuando estuviéramos por fechas navideñas, por lo que, por fin, llegó la hora. Aunque hace poco probé otra novela de estos autores (Nick y Norah), no terminó de convencerme, pero en esta ocasión he salido bastante contenta.

En este caso, los protagonistas son Dash y Lily, dos adolescentes que no se conocen pero, gracias a la idea del hermano de uno de ellos, comienzan a comunicarse a través de un cuaderno rojo. Esto hace que cada uno de ellos vaya dando pistas al otro, poniéndolos en situaciones divertidas y, en ocasiones, algo comprometidas.

Cada capítulo está narrado por uno, lo que hace que tengamos claras las dos versiones de la historia. Este es un detalle que a veces es realmente necesario para comprender cómo son las cosas, cómo es de verdad cada personaje y qué están pensando, por lo que me ha parecido todo un acierto. A decir verdad, mi favorito entre ellos dos ha sido Dash, me ha gustado bastante su personalidad y en varias ocasiones me he reído con sus toques de humor. Lily no me ha defraudado pero, si un personaje me ha parecido curioso, ese es Boomer, el mejor amigo del protagonista: un chico con una personalidad bastante peculiar e inocente, que puede tanto sacarte de quicio como provocarte cierta ternura. También podremos conocer a otros personajes secundarios que estarán bastante presentes, algunos nos harán reír y otros molestarán un poquillo.

Está claro que el momento más obvio para leer esta novela es por estas fechas, creo que eso hace que nos metamos más de lleno en ella, que nos la creamos más. Hoy en día no suelo engancharme a una historia hasta el punto de no querer soltarla o devorarla en pocas horas, hace tiempo que no soy capaz de vivir eso y con esta he podido disfrutarla de esa forma. Me enganchó desde un primer momento; es tan amena y entretenida que, cuando te das cuenta, ya te has fumado medio libro.

En conclusión: Cuaderno para dos es una novela que recomiendo a todo el mundo, realmente entretenida, con momentos muy divertidos y que se lee casi en un suspiro. Su portada en español no es nada llamativa, pero os aseguro que el interior merece la pena. Así que ya sabéis, ahora que llega la Navidad es el momento de darle una oportunidad.

No hay comentarios: