19 marzo 2015

Reseña: El camino de las sombras




Título: El camino de las sombras
Saga: El ángel de la noche, #1
Autor: Brent Weeks
Editorial: Plaza & Janés
Páginas: 590
Año: 2010
Precio: 21.90€
Edición: Tapa blanda con solapas
El asesino perfecto no tiene amigos, sino objetivos.

La muerte es un arte, y Durzo Blint lo ejecuta a la perfección, sea en una callejuela oscura o en las grandes estancias de palacio. Incluso el poderoso Sa'kagé, la organización criminal que mueve los hilos y los intereses de la ciudad de Cenaria, lo respeta.
La vida carece de valor si se ha nacido en las calles, y para Azoth la única manera de escapar a la miseria y el miedo que siempre lo han acompañado es ser temido antes que temer, matar antes de que lo maten. Si quiere sobrevivir, debe convencer a Blint de que lo acepte como aprendiz.
Pero aprender a asesinar con el mejor exige más que un duro adiestramiento. Hay que cambiar de identidad. Hay que olvidar el pasado y aquello en lo que se creía. Hay que aprender a moverse como las sombras en un mundo de intrigas donde nobles, plebeyos y criminales son meras piezas en una partida que acaba de empezar.



Hace años, allá por 2010, cuando este libro vio la luz por primera vez en España, yo estaba dando un paseo por una tienda cuando lo vi de lejos y fui totalmente embelesada hacia él, la portada me eclipsó y la sinopsis terminó de enamorarme. Tuve la suerte de que poco tiempo después me lo regalaron y en cuanto acabé de leerlo pasó a convertirse en uno de mis libros favoritos.

Siempre tuve muchas ganas de leer sus continuaciones, pero dejé de verlas en librerías y cada vez se fue haciendo más duro encontrarlas, hasta que acabaron descatalogadas. Hace poco he podido conseguirlas en esta misma edición (los tenéis todos en bolsillo pero, en mi opinión, las portadas son horrorosas) y me decidí a hacer una relectura de este maravilloso libro.

El protagonista es Azoth, un joven que solo conoce la vida en las calles. Allí todo es complicado, apenas consigue dinero para pagarle a Rata las cuotas y encontrar comida para él y sus dos amigos –Jarl y Muñeca- es demasiado difícil. Harto de vivir en esas condiciones, solo ve una salida: convertirse en aprendiz del mejor asesino que conoce. Pero no todo es tan fácil como querer hacerlo, Durzo Blint no busca aprendices y, aunque lo acepte, tendrá que luchar cada segundo por conseguir lo que se propone.

Si esta historia me pareció maravillosa primera vez, esta no ha sido menos. Además, aunque no hace tantos años que la había leído, mi cerebro decidió borrar gran parte de la información y pude disfrutarla tanto como en su día. Es cierto el comienzo es algo introductorio y quizás un pelín lioso, nos van relatando la vida de Azoth y de cómo se introduce en el mundo de Durzo, el tema de las mafias, reyes, etc. Aunque es bastante interesante y tiene algo de ritmo, no es hasta las últimas doscientas páginas cuando todo cobra muchísima intensidad. No dejan de suceder cosas increíbles y además vamos uniendo información que creíamos prescindible.

Un gran punto a su favor y que me ha encantado es precisamente ese. Anteriormente ocurren varios sucesos que parecen no tener importancia, pero luego nos vamos dando cuenta de que tienen mucho más sentido del que parecía. El autor se encarga de enlazar unos hilos que en muchos casos ni siquiera nos damos cuenta de que existían, lo cual me parece maravilloso.

Respecto a los personajes, hay muchísimos donde escoger y lo cierto es que no me voy a parar a nombrar a muchos de ellos, pese a que hay unos cuantos que son totalmente indispensables y que, aunque en alguna ocasión parecen no tener demasiado valor, luego comprobamos que sí es así. En este caso solo quiero hablar de Durzo, un hombre que nos resulta bastante desconocido casi hasta el final, un hombre frío y calculador, que no deja llevarse por sus sentimientos. Un personaje que parece tener un patrón claro, pero que esconde muchísimo más de lo que parece. Sin duda, alguien a quien no he podido evitar hacerle un hueco en mi corazoncillo, aunque a veces den ganas de aplastarle la cabeza.

El final me parece genial, no me esperaba algo mejor. Queda abierto en cierto sentido para dar paso al segundo libro, pero a su vez nos resuelve muchas de las dudas que quedaron atrás. Además, es donde suceden más momentos de tensión y situaciones inesperadas que consiguen sorprender enormemente.

En conclusión: El camino de las sombras es una novela que adoro y que no me cansaré de recomendar. Si os gusta la fantasía épica, os animo a que os hagáis con ella; quizá ya no podáis conseguirla en esta preciosa edición, pero al menos la de bolsillo es fácil de encontrar. Desde luego, será un libro que yo releeré tantas veces como me sea posible.

4 comentarios:

DisfrutaDelLibro dijo...

Me gustó la trilogía entera, y también la recomiendo. :D Muy buena entrada, me han dado ganas de volver a atacar al libro

Gaby T. P. dijo...

Acabo de tener un flechazo con este libro, como te pasó a ti. Y hacía tiempo que no me pasaba. ¡Muchas gracias por la reseña, si no nunca lo hubiera descubierto! Aún no sé si me va a gustar, pero tengo la corazonada de que sí :D
Me lo recomendaron dos amigos también y mañana me prestan el primer libro.
¡Qué ganas!

Becky dijo...

Gaby, me hace muchísima ilusión que te hayas animado a leerlo gracias a mi reseña. Es uno de mis libros favoritos y me encanta que la gente lo conozca.
Espero que te guste tanto como a mí :)

Cristina Heri dijo...

¡Hola!

La verdad es que este autor lleva ya mucho tiempo en mi punto de mira (en mi wishlist, en realidad) con El portador de luz, y ahora que me he encontrado esta reseña por casualidad, estoy casi segura de que lo voy a probar muy pronto. No obstante, la edición de bolsillo es feísima, ojalá pudiera encontrar una como la tuya.

Me quedo por aquí,
besitos. ♥