28 diciembre 2014

Reseña: Buscando a Alaska




Título: Buscando a Alaska
Autor: John Green
Editorial: Nube de Tinta
Páginas: 302
Año: 2014
Precio: 14.95€
Edición: Tapa blanda con solapas
Antes: Miles ve cómo su vida transcurre sin emoción alguna. Su obsesión con memorizar las últimas palabras de personajes ilustres lo lleva a querer encontrar su Gran Quizá (como dijo François Rebelais justo antes de morir). Decide mudarse a Culver Creek, un internado fuera de lo común, donde disfrutará por primera vez de la libertad y conocerá a Alaska Young. La preciosa, descarada, fascinante y autodestructiva Alaska arrastrará a Miles a su mundo, lo empujará hacia el Gran Quizá y le robará el corazón.
Después: Nada volverá a ser lo mismo.


Como todos sabéis, desde hace unos meses se ha puesto de moda este autor y todas sus publicaciones en solitario han llegado a nuestro país casi a la vez. Yo solo he tenido la oportunidad de leer su conocidísima Bajo la misma estrella. Como a muchos de vosotros, me enamoró, y fue por eso mismo que no esperaba que esta historia estuviera a su altura. A decir verdad, se me hace una reseña difícil de realizar, ya que no tengo muy claro qué me ha hecho sentir esta novela.

Nuestro protagonista es Miles, también conocido como Gordo, un chico sin amigos que decide irse a estudiar al mismo internado al que fue su padre. Allá conoce a mucha más gente de la que esperaba, entre ellos, el Coronel y Alaska, dos jóvenes de lo más peculiar que le harán vivir la vida de otro modo.

Aunque sé que muchos ya habéis leído esta historia, no me gustaría profundizar demasiado en ella para evitar grandes spoilers. Lo único que puedo decir es que ocurre un hecho muy importante que desestabilizara la vida de todos los personajes y les hará preguntarse día tras día qué ha pasado y, a la vez, lucharán por encontrar la respuesta a sus preguntas. Sé que dicho así es probable que no imaginéis gran cosa de lo que sucede, pero ir con más datos sería lo peor que podríais hacer. A decir verdad, ese hecho importante me lo esperaba prácticamente desde el primer momento, no sabía cómo pasaría, pero no me sorprendió.

Siendo sincera, pensaba que apenas tardaría en leer este libro, ya que es bastante cortito, pero me ha llevado mucho más tiempo del que esperaba. ¿Qué ha pasado? Pues que, aparte de que en casi ningún momento me he sentido parte de la historia, totalmente enganchada a ella, o que los personajes me llegaran como deberían, cuando la he terminado no he podido evitar quedarme con una mezcla de indiferencia y desconcierto. Lo más raro de todo es que he entendido perfectamente la historia, pero igualmente siento que, a su vez, no he entendido nada. Es bastante incomprensible que me haya quedado de este modo y supongo que en parte está bien, ya que no es fácil que un libro te mezcle los sentimientos de esa manera.

Supongo que puedo decir que me ha gustado, los personajes tenían su punto y la trama tenía un factor interesante. Empezó bien y tenía pinta de ir en ascenso pero, por un motivo que aún no logro comprender, para mí ha ido todo en línea recta. Como ya dije antes, en medio de la historia hay un suceso que hace que los personajes pierdan el norte y este ha sido el único punto en el que he pensado brevemente que la cosa podía ir a más, que ahí venía lo bueno, pero he terminado quedándome como si nada.

En conclusión: Buscando a Alaska ha sido una novela entretenida, con un trasfondo interesante y unos personajes que tenían su puntillo, pero que realmente no ha sabido proporcionarme nada. De todas formas, no descarto leer más libros de este autor ya que, si pudo conquistarme una vez, estoy segura de que podrá hacerlo de nuevo.

14 diciembre 2014

Reseña: Sasha, el pequeño pierrot



Título: Sasha, el pequeño pierrot
Saga: Misty Circus, #1
Autora: Victoria Francés
Editorial: Norma
Páginas: 34
Año: 2009
Precio: 14.00€
Edición: Tapa dura acolchada
¡Pasen y vean a Sasha, el gran payaso pierrot, y su pequeño amigo Josh! ¡Disfruten de su elegancia, su delicada figura, su triste fisonomía, y deléitense con su número especial! ¡No hay maravilla más grande en el mundo, número más enternecedor ni actor circense más especial!

Pero que no les engañe la realidad, el pobre Sasha se siente diferente, está triste y solo en el mundo.

¡Pasen y vean a Sasha, el gran payaso pierrot, y a su pequeño amigo Josh! Bienvenidos al mayor espectáculo del mundo. Bienvenidos a ¡Misty Circus!


Aunque Victoria Francés es una ilustradora que siempre me ha gustado mucho, no tenía ni idea de la existencia de este libro hasta que lo encontré medio perdido en una tienda de segunda mano que nunca había visitado. Me quedé muy embobada mirándolo y busqué el precio por todos lados pero, como no lo encontraba, me acerqué medio asustada al vendedor pensando que me iba a decir una cifra mucho más alta de la que me gustaría. Para mi sorpresa, le echó un vistazo rápido y me dijo: "cuatro euros", y creo que ahí mis ojos hicieron chiribitas.

Ahora que lo he leído puedo decir que apenas me ha llevado unos minutos hacerlo. La historia es muy muy cortita y se centra principalmente en la vida de Sasha antes de entrar al circo y del momento en el que comienza a formar parte de él. Tengo que decir que no entiendo muy bien por qué se ha decidido dividir esta historia en varias partes, cuando creo que un solo tomo habría sido una elección muchísimo mejor y nos habrían dejado con mejor sabor de boca. Aunque yo no he pagado el precio original, me parece algo excesivo para poco más de treinta páginas que no nos dan ni para diez minutos de lectura. Por no hablar de que el segundo libro se publicó en 2010 y no se sabe nada de los siguientes (y no tengo claro si en total serán tres o seis).

Pero, bueno, dejando de lado ese problema y las ganas que se me han quedado por saber cómo continúa todo esto, he de decir que, por lo poco que he podido leer, tanto la historia como los personajes me estaban pareciendo muy tiernos, y las ilustraciones... decir que son preciosas es quedarse corta. Como la historia hasta aquí es súper breve y la sinopsis ya os cuenta de qué trata, creo que lo mejor que puedo hacer es dejaros unas imágenes para que babeeis un poquito:

 

En conclusión: Sasha, el pequeño pierrot es un libro muy cortito, demasiado incluso, pero que posee unas ilustraciones maravillosas que merece la pena poder ojear siempre que se quiera. Si os gusta esta autora o simplemente los libros bonitos, estoy segura de que valoraréis bastante tenerlo en vuestras manos.

03 diciembre 2014

IMM 32 - Septiembre/Noviembre

¡Hola a todos!

Hacía tiempo que no os enseñaba mis libros nuevos, pero es que entre julio y agosto no me hice con ninguno y después llegaban tan poco a poco que quise esperar a tener unos cuantos. De lo que no me di cuenta es de que mi cumpleaños haría que el montón fuera más grande...


~ Desconhecido - Vanessa Tourinho. Primer libro de la saga Transmutados. Mi buena amiga Van me hizo llegar un ejemplar de su novela desde Brasil. Obviamente, está en portugués y no sé cuándo me pondré con él, pero espero que me guste mucho :)

~ Champion - Marie Lu. Un envío de parte de la editorial. Es el tercer y último libro de Legend y, dado que los dos primeros me gustaron un montón, estoy deseando leerlo (aunque a su vez me da algo de miedito).


~ Buscando a Alaska - John Green. Envío por parte de la editorial. Es mi actual lectura y no me falta mucho para acabarlo, por lo que pronto tendréis la reseña.

~ El castillo en el aire - Diana Wynne Jones. Aunque todavía no he leído la primera parte, al ver este por tres euros y totalmente nuevo, no pude evitar llevármelo. El único fallo es que el primero lo tengo en tapa blanda y además es un poco más bajo que este, pero bueno...


~ Brújulas que buscan sonrisas perdidas - Albert Espinosa. Hacía tiempo que quería probar a este autor y al encontrarlo por cuatro euros no pude resistirme. Además, se supone que está firmado por él.

~ Su majestad el rey de los niños zombis - Pedro Pablo Picazo. Estaba baratito... me hizo gracia... esas cosas.


~ Misty Circus: Sasha, el pequeño pierrot - Victoria Francés. Visitando una librería de segunda mano en Vigo, me encontré por ahí perdida esta preciosidad y se tuvo que venir conmigo sí o sí (por no hablar de que me lo dejaron realmente barato).

~ Superman: Emperador Joker - Varios Autores. En esa misma tienda encontré este cómic, mi hermana insistió y al final se tuvo que venir también. Ya veremos qué tal está.


~ El niño con el pijama de rayas - John Boyne. Hace mucho tiempo que tenía curiosidad por leer este libro. Lo encontré nuevo y por tres euros, así que... pa' casa.

Regalos de cumple:


~ Majora's mask & A Link to the past -  Akira Himekawa. Tercer y cuarto tomos de The legend of Zelda. Hace años que tengo los dos primeros y, aunque quería seguir continuando la saga, nunca llegué a comprar los siguientes; ahora ya tengo excusa para ello.


~ Ready player one - Ernest Cline. Hacía siglos que quería hacerme con este libro y espero ponerme muy muy pronto con él.

~ La primavera de los rebeldes - Morgan Rhodes. La primera parte me gustó muchísimo y tengo muchas ganas de saber cómo continúa. Sé que muchos de vosotros no quisísteis darle una oportunidad por la cantidad de promoción que le llegó a dar la editorial, pero yo creo que merece la pena.


~ Llévame a cualquier lugar - Alice Kellen. Una de las últimas novedades de la editorial. No sé muy bien qué esperar de él, así que voy casi sin expectativas.

~ Amy y Roger - Morgan Matson. La edición es una monada y he oído críticas de todo tipo, por lo que espero que al menos me resulte entretenido.

Y eso ha sido todo por estos meses. Pensaba que iban a ser poquitos libros, ya que este año he conseguido muchísimos menos que de costumbre pero, entre acumular durante varios meses y cumplir años... se me ha desbordado un poco todo. Eso sí, no me quejo :P

01 diciembre 2014

Reseña: The Duff





Título: The Duff
Autora: Kody Keplinger
Editorial: Plataforma Neo
Páginas: 300
Año: 2013
Precio: 15.90€
Edición: Tapa blanda con solapas
Bianca no se considera la más guapa del instituto, pero sí demasiado lista para dejarse engañar por el atractivo y mujeriego Wesley Rush. Por eso, cuando Weasly la llama Duff -apodo que utiliza para referirse a la chica menos agraciada de un grupo de amigas-, lo último que ella espera es acabar besándose con él.

Pero ha pasado y, aunque lo odia con todas sus fuerzas, el beso le gusta. Y sin apenas saber cómo, empiezan una relación secreta de amigos (o enemigos) con derecho a roce.

Poco a poco, Bianca descubrirá que tienen algo en común: ambos esconden un problema familiar. Resulta, además, que él la comprende y la escucha. De pronto se da cuenta, con horror, de que tal vez haya algo más que sexo entre ellos.


Aunque realmente leí este libro en enero y me gustó mucho, este año ha estado lleno de altibajos para mí y en su momento no conseguí hacer una reseña sobre él. Como había ciertas cosillas que no recordaba, hace poco he decidido hacer una relectura y poder traeros por fin mi opinión.

En este caso la protagonista es Bianca, una chica que se lleva genial con sus dos amigas, Jessica y Casey, pero que no comparte todos sus gustos. A ellas les gusta salir, bailar, ligar con chicos y, además, ambas son muy atractivas. Ella nunca se ha considerado nada especial pero, cuando Wesley -el típico tío bueno que liga con todas- le dice que es la Duff de su grupo (the designated ugly fat friend, o algo así como la amiga fea y gorda), es incapaz de evitar verse poca cosa al lado de sus amigas. Aun así, por unas cosas o por otras, y aunque ella siente mucho desprecio hacia él, acaban besándose y empiezan a mantener una relación sexual que en cierto sentido va más allá de lo que se esperaba.

Creo que puedo decir que todas, absolutamente todas nosotras, alguna vez nos hemos sentido la Duff. No tienes que ser un orco para sentirte así, ni tampoco estar obesa, ser la amiga fea y gorda es relativo. Podemos ser más guapas o menos guapas, con un cuerpo más o menos atractivo, pero siempre veremos a alguna amiga más guapa y más llamativa que a nosotras mismas. Y, es más, puede que esa persona no se considere nada especial. Aunque pueda parecer mentira en ciertos casos, todos tenemos complejos y ninguno nos vemos a nosotros mismos como nos ven los demás.

Una vez me dijeron: tú solo te ves reflejada en un espejo o en una foto, pero son los demás quienes ven tus gestos, tu forma de expresarte, y es con eso con lo que realmente gustas o no gustas a una persona. Realmente, puedes ser guapísima y que tu actitud sea tan horrible que pierdas todo tu encanto. ¿Nunca os ha pasado que veis a alguien muy guapo y con el tiempo os lo parece menos? O, al contrario, que alguien os parece normalito y cuanto más lo conoces, más te gusta. Está claro que no podemos vernos como nos ven los demás y sentirse la Duff del grupo es bastante absurdo, todas lo somos realmente.

Volviendo a la historia (aunque me parece que lo que he dicho anteriormente es un reflejo de ella), Bianca es una protagonista que me ha gustado mucho, tiene muchos problemas personales y a la vez cierta actitud de pasotismo hacia el mundo. Puede parecer que muchas cosas no le afectan, sobre todo los típicos problemas adolescentes, pero a la vez comprobamos que es una persona realmente fuerte y su forma de pensar bastante rara para alguien de su edad. Cuando el problema de alguien le afecta a ella, prefiere sufrirlo en silencio para que nadie juzgue a la otra persona.

Por otro lado, sus amigas me han gustado bastante y algo destacable y que me ha agradado es que son todas diferentes. A su vez, poco a poco nos van explicando qué las ha unido a lo largo de esos años y por qué su amistad es tan fuerte. Wesley es un personaje que puede parecer bastante capullo en un principio pero que, como con muchos de nosotros, el exterior no siempre refleja el interior, por lo que finalmente ha terminado ganándose un huequillo en mi corazón.

En conclusión: The Duff es una historia con la que muchos de nosotros podemos sentirnos identificados. Tanto la trama como los personajes son de lo más realista y es tan sencillo meterte en la historia que engancha totalmente. Además, el sexo no es para nada un tabú y se trata con una naturalidad que no se suele ver en el panorama juvenil. Si os apetece leer una historia cortita y sin pelos en la lengua, adelante.