26 febrero 2014

Reseña: El encanto del cuervo





Título: El encanto del cuervo
Autora: María Martínez
Editorial: Ediciones B
Páginas: 448
Año: 2013
Precio: 16.00€
Edición: Tapa blanda con solapas
A sus diecisiete años, Abby ha experimentado el mayor sufrimiento: su madre ha muerto en un terrible accidente de tráfico al que ella ha sobrevivido. Así, su vida cambia por completo. Acogida por un extraño hombre que dice ser su padre, Abby cree haber encontrado la vida que durante mucho tiempo ha deseado, con amigos, familia y un lugar al que pertenecer. Pero este nuevo mundo quizá no sea tan idílico como ella cree. Hay algo en quienes la rodean que le hace desconfiar, la atormentan, cada vez más, terribles pesadillas, y esa sensación de ser observada amenaza con volverla loca. El peligro está aterradoramente cerca y acecha como la sombra de un cuervo en la oscuridad. Todo parece girar en torno al atractivo e irritante Nathan, un chico enigmático junto al que descubrirá la verdad, conocerá el pasado y hará frente a un destino implacable que viene a cobrarse promesas hechas hace siglos.

   

Puede que este no fuera un libro en el que me hubiera fijado si no hubiera leído tan buenas críticas sobre él. Cuando lo hice, investigué un poco, la historia me pareció interesante (además es autoconclusiva) y creo que siempre es bueno dar oportunidades a autores nacionales.

En este caso, nuestra protagonista es Abby, una chica que acaba de perder a su madre en un accidente y de repente se ve viviendo con el padre al que nunca conoció y separada de todos sus amigos. Su madre siempre la ha arrastrado de ciudad en ciudad y, ahora que por fin se había estabilizado, toda su vida se desmorona por completo. Por suerte, el nuevo sitio no es tan malo, aunque hay un chico, Nathan, que tiene una extraña rivalidad con uno de sus amigos, lo que la mete también a ella en el conflicto. Por si eso fuera poco, algo extraño les rodea y no es tan fácil averiguar qué es.

Estamos ante una historia que engancha desde la primera página, desde el primer momento se empieza a notar una incertidumbre que hace que quieras seguir leyendo sin parar. Es verdad que estamos ante una novela un poco densa y, llegados a cierto punto, tuve que tomármelo con más calma pero, aun así, sigue manteniendo cierto nivel de intensidad.

Respecto a los personajes, tenemos bastante donde escoger. Por supuesto, los dos protagonistas: Abby me ha gustado bastante, aunque en algunas ocasiones la he visto demasiado inocente y dubitativa, pasando miedo o teniendo malas sensaciones pero sin consultarlas con nadie. Ese tipo de momentos en los que al principio puedes pensar que es paranoia tuya pero que, pasado un tiempo, tienes que tomarte en serio sí o sí. Me daba la impresión de que ella los "dejaba estar" todo el rato, en vez de seguir su instinto. Nathan me ha encantado, es un chico que desde el primer momento parece querer controlar sus sentimientos pero, en cuanto los deja salir, ya no hay quién lo pare. Sí es verdad que, tal y como se supone que es el personaje -cerrado, frío, controlador- no parece tener mucho sentido flaquear una vez y no recomponerse, dejarse llevar por todo lo que pueda venir, aunque eso sea totalmente extraño para él. Reconozco que es bonito ver cómo sucede todo, pero a la vez también resulta extraño que consiga bajar la guardia tan rápido.

Por otro lado, hay muchísimos más personajes en esta historia, desde adultos (por ejemplo, profesores, el padre de la protagonista y sus amigos, etc) a compañeros de escuela y vecinos. A todos los conoceremos un poco, pero realmente acaban quedando bastante en segundo plano. Alguno sale un poco a la luz conforme van pasando las páginas, se vuelve más importante e incluso llega a sorprender, pero tampoco se profundiza demasiado en él.

Algo importante a destacar es que la trama tiene algo de paranormal y Abby desconoce totalmente qué es. Está total y absolutamente perdida y, aunque nota que algo raro pasa con sus compañeros, tampoco parece que le de demasiada importancia. Por supuesto, todo su grupo de amigos, su padre e incluso Nathan, disponen de ciertas facultades y han sido conscientes de ello durante toda la vida. Eso hace que la trama sea más interesante aún, ya que la protagonista se adentra sin darse cuenta en un mundo muy especial. Por otro lado, ella misma tiene una serie de sueños ubicados en otra época, sueños que, extrañamente, parece vivir en primera persona y no consigue entender por qué. Por si fuera poco, cada vez se siente más atrapada y no parece tener escapatoria.

Por su puesto, toda la trama paranormal, incluídos sus sueños, tienen algo en común. El misterio principal que esconde toda la historia y que, poco a poco, vamos averiguando. Quizás el final me pareció un poco precipitado, algunos detalles que salieron casi de repente, también algunas sorpresas, pero no estoy para nada descontenta con él. Es bastante cerrado y creo se quedará como libro único, un alivio para todos los que queremos descansar un poco de tanta saga/trilogía.

En conclusión: El encanto del cuervo cuenta con un montón de cosas interesantes: amistad, magia, secretos y, por supuesto, mucho amor. Una trama adictiva que engancha desde un primer momento y unos personajes maravillosos que te harán suspirar, para bien o para mal.

19 febrero 2014

Reseña: La probabilidad estadística del amor a primera vista




Título: La probabilidad estadística del amor a primera vista
Autora: Jennifer E. Smith
Editorial: Suma de Letras
Páginas: 272
Año: 2012
Precio: 17.00€
Edición: Tapa blanda con solapas
¿Quién hubiera imaginado que cuatro minutos
pueden cambiarlo todo? 

Hoy debería ser uno de los peores días en los dieciste años de la vida de Hadley Sullivan: ha perdido su vuelo y ahora está atrapada en el aeropuerto JFK de Nueva York. Llega tarde a la segunda boda de su padre, que se celebrará en Londres, con una mujer a la que Hadley ni siquiera conoce y que pronto se convertirá en su madrastra. Pero entonces conoce al chico perfecto en la atestada sale de espera del aeropuerto. Su nombre es Oliver, es británico y su asiento es el 18C. El de Hadley, el 18A.

Los caprichos del destino y las casualidades de la vida son el motor de esta conmovedora novela sobre lazos familiares, segundas oportunidades y primeros amores.

Desarrollada a lo largo de 24 horas, la historia de Hadley y Oliver nos convence de que el amor verdadero puede aparecer en nuestras vidas cuando menos lo esperamos.
 
 

Esta novela no me llamó la atención a primera vista y la verdad es que la comparación de calidad/páginas/letra gigante no me parecía demasiado buena, pero después de leer buenísimas críticas y encontrarla a precio muy rebajado... digamos que no pude evitar comprármela.

¿Qué decir de ella? La historia es realmente simple. Hadley tiene que viajar a Londres para asistir a la boda de su padre, hace mucho tiempo que no le ve, no conoce a la novia y sus ganas de ir son completamente nulas. Además, la mala suerte parece estar de su lado cuando descubre que ha perdido el vuelo y que llegará bastante tarde al encuentro. Pero no todo es malo, gracias a eso conoce a Oliver, un chico encantador con el que parece encajar desde el primer momento. Juntos realizarán un vuelo que parecía un suplicio, pero que acaba convirtiéndose en algo maravilloso.

Como veis, no hay mucha chicha que sacar a la historia, todo sucede en menos de un día y está claro que no pueden pasar un millón de cosas ni tener una trama con giros argumentales de lo más impresionantes. Aun así, en esta historia todo tiene un por qué, detalles simples que al final tienen un mayor significado del que parecía y también problemas grandes que pueden convertirse en algo pequeño de forma sencilla.

No soy de esas personas que creen en el amor a primera vista, aunque sí en la atracción. Es algo que no suele gustarme demasiado en los libros, ya que me parece bastante forzado y sinsentido. Pero, en este caso, tengo que decir que todo me ha parecido de lo más justificado. Ninguno de los protagonistas está enamorado del otro, pero es comprensible que sientan una atracción entre ellos y es obvio que son de esas personas que encajan a la primera. Todo el mundo conoce a alguien así, una persona de la que apenas sabes nada, pero con la que te llevas extrañamente bien y a la que consigues apreciar en un corto periodo de tiempo.

¿Qué decir de los protagonistas? Los dos me han gustado mucho, son de esos con los que no puedes evitar encariñarte de forma rápida. Ambos arrastran una serie de problemas, pero aun así son capaces de dejar de lado todo eso y estar ahí el uno para el otro, consiguiendo así que seas incapaz de soltar el libro.

Realmente, no tengo mucho más que añadir, es una novela muy corta y la trama principal queda bastante clara en la sinopsis. Obviamente, leyéndola no vais a conseguir que vuestra vida cambie, pero seguro que no podréis evitar sonreir y pasar un buen rato.

En conclusión: La probabilidad estadística del amor a primera vista no tiene una trama compleja, unos personajes totalmente desarrollados y unos giros argumentales que te hagan abrir la boca. Pero, a veces... lo simple es lo más indicado.


13 febrero 2014

Reseña: La princesa de los lobos





Título: La princesa de los lobos
Autora: Cathryn Constable
Editorial: La Galera
Páginas: 312
Año: 2013
Precio: 15.00€
Edición: Tapa dura
Sophie está sola en el mundo y sueña con convertirse en alguien especial. Pero nunca hubiera imaginado esto...

Sophie y sus dos amigas se pierden durante un viaje escolar a Rusia. Han bajado del tren y están en una estación abandonada, solas y rodeadas de nieve. Son rescatadas por la princesa Ana Volkonskaya, que las traslada a su palacio de invierno y les relata historias del pasado, repletas de tragedias y diamantes perdidos.

Los aullidos de los lobos por la noche, llevan a Sophie a descubrir otros secretos que esperan para salir a la luz...


Dos de las cosas que más me pierden son las ediciones bonitas y, por supuesto, los lobos. Después de ver la preciosa edición de este libro y saber que salían lobos en la historia, no pude evitar que cayera en mis manos, aunque sabía que iba a ser algo infantil.

La protagonista es Sophie, una chica huérfana que solo tiene el apoyo de sus dos mejores amigas: Delphine y Marianne. Una de ellas medio francesa, acostumbrada a llevar atuendos a la moda. Otra buena estudiante y no se preocupa por su apariencia. Todas ellas son muy diferentes entre sí, pero les une una gran amistad.

Sophie siempre ha querido ir a Rusia, ver la nieve y recordar allí historias que su difunto padre le contaba. Como si la suerte estuviera por primera vez de su parte, en la escuela deciden que las tres juntas visitarán ese lugar y, aunque sus amigas no parecen muy ilusionadas, deciden acompañarla y cumplir su sueño. Allí se verán metidas en problemas, que los llevan a parar a un palacio y conocer a una princesa. Todas ellas se sienten totalmente desorientadas, pero Sophie tiene una ligera sensación de estar en el lugar correcto, solo le falta descubrir por qué.

Aunque la historia me pareció que al principio empezaba algo flojilla y que se volvería más y más emocionante conforme iban pasando las páginas, cuando llevaba medio libro me di cuenta de que eso no iba a ser así. Estaba ante una historia bastante sosa y sin muchos factores interesantes. La trama me resultaba seca y sin chicha, al principio parecía que los recuerdos respecto a su padre iban a dar bastante juego, pero poco a poco eso se fue desvaneciendo y, pasadas las ciento cincuenta páginas, aún no había ocurrido nada novedoso y sabía que no lo haría.

Realmente, desde prácticamente el principio tienes bastante claro (o, al menos, yo lo tenía) cuál va a ser más o menos el final de la historia, qué va a descubrir la protagonista y por qué ha ido a parar allí. Es cierto que no se puede averiguar absolutamente todo lo que va a pasar o los motivos que hay para que ciertos personajes hagan algo, pero... digamos que a mí no me resultó nada relevante. Con lo cual, esta novela me ha proporcionado más bien poco.

La protagonista en un principio me parecía una chica inocente que tenía que sacar a la luz un poco de carácter, pero al final ha acabado pareciéndome más tonta aún de lo que creía. Sus dos amigas parece que pueden aportar algo, pero acaban quedando en un segundo plano y resultando prácticamente prescindibles.

He de admitir que, pese a eso, sí ha habido personajes que me han gustado, dos empleados de palacio. Uno de ellos, algo así como el mayordomo, un hombre que es casi de vital importancia para la historia. Y otro, un crío que trabaja allí mismo y que, aunque al principio no parece aportar gran cosa, acaba ayudando bastante a Sophie. Por otro lado, la princesa me ha resultado total y absolutamente insufrible y no entendía cómo alguien podía sentir admiración por ella.

En conclusión: La princesa de los lobos ha resultado ser una novela que se me ha quedado muy corta y no me ha aportado gran cosa. Tiene ciertos detalles bonitos y que los lobos sean un factor importante es algo que me ha gustado, por lo demás... indiferente.


07 febrero 2014

IMM 29 - Enero

¡Hola, hola!

Hoy os traigo las adquisiciones que he obtenido este último mes. Sé que en diciembre no subí ninguno, pero es que solamente llegó a mis manos un libro, por lo que me pareció mejor idea esperar a enseñároslo aquí.


~ Un sueño a dos voces - Miguel Ángel Jordán. Me lo ofreció la editorial y, ya que me gustaron otras novelas de este autor, porqué no darle una oportunidad.

~ La sombra del viento - Carlos Ruiz Zafón. Libro que ya leí hace muchos años y que en su día me encantó. No tenía un ejemplar propio, así que me alegro un montón de tenerlo por fin en mis manos. Ahora solo falta conseguir sus continuaciones, las cuales no he leído aún.

 

~ I am a hero 1 & 2 - Kengo Hanazawa. Últimamente se me ha dado por intentar retomar lecturas de mangas y viendo que iba de zombies...


~ La mejor defensa & Esta triste vida - Robert Kirkman. Quinto y sexto cómics de The Walking Dead. Me quedé un poco atrasada leyéndolos, pero espero ponerme prontito al día con ellos.

 

 ~ Onyx - Jennifer L. Armentrout. En realidad aún no he leído la primera parte, pero... ya probé a esta autora con anterioridad y me gustó bastante, malo será.

~ La probabilidad estadística del amor a primera vista - Jennifer E. Smith. Libro al que le tenía ganas y que no pude evitar comprar al verlo rebajado. Ya está leído y pronto tendréis la reseña.

 

~ La noche de la loba - Henri Loevenbruck. Tercer libro de la trilogía La Moira, de la que solo tengo el primer volumen y no lo he leído aún. Pero... costaba 2,50€ y no pude evitarlo.

~ La comunidad del anillo - J.R.R. Tolkien. Mi pequeña-gran jollita. Esta era la edición que tenía en mente comprarme desde hace bastante tiempo (sí, es la de tapa dura) y no me lo pensé al encontrarlo por solo 6€.

 

~ En costas extrañas - Tim Powers. Otro libro que costó seis eurillos. Los de esta editorial suelen ser bastante caros y viendo el precio y que iba de piratas... pa mí.

Y eso es todo por este mes, han sido bastantes adquisiciones, así que no me quejo :)

¿Qué os parecen? ¿Los habéis leído? ¿Os llaman?