01 diciembre 2014

Reseña: The Duff





Título: The Duff
Autora: Kody Keplinger
Editorial: Plataforma Neo
Páginas: 300
Año: 2013
Precio: 15.90€
Edición: Tapa blanda con solapas
Bianca no se considera la más guapa del instituto, pero sí demasiado lista para dejarse engañar por el atractivo y mujeriego Wesley Rush. Por eso, cuando Weasly la llama Duff -apodo que utiliza para referirse a la chica menos agraciada de un grupo de amigas-, lo último que ella espera es acabar besándose con él.

Pero ha pasado y, aunque lo odia con todas sus fuerzas, el beso le gusta. Y sin apenas saber cómo, empiezan una relación secreta de amigos (o enemigos) con derecho a roce.

Poco a poco, Bianca descubrirá que tienen algo en común: ambos esconden un problema familiar. Resulta, además, que él la comprende y la escucha. De pronto se da cuenta, con horror, de que tal vez haya algo más que sexo entre ellos.


Aunque realmente leí este libro en enero y me gustó mucho, este año ha estado lleno de altibajos para mí y en su momento no conseguí hacer una reseña sobre él. Como había ciertas cosillas que no recordaba, hace poco he decidido hacer una relectura y poder traeros por fin mi opinión.

En este caso la protagonista es Bianca, una chica que se lleva genial con sus dos amigas, Jessica y Casey, pero que no comparte todos sus gustos. A ellas les gusta salir, bailar, ligar con chicos y, además, ambas son muy atractivas. Ella nunca se ha considerado nada especial pero, cuando Wesley -el típico tío bueno que liga con todas- le dice que es la Duff de su grupo (the designated ugly fat friend, o algo así como la amiga fea y gorda), es incapaz de evitar verse poca cosa al lado de sus amigas. Aun así, por unas cosas o por otras, y aunque ella siente mucho desprecio hacia él, acaban besándose y empiezan a mantener una relación sexual que en cierto sentido va más allá de lo que se esperaba.

Creo que puedo decir que todas, absolutamente todas nosotras, alguna vez nos hemos sentido la Duff. No tienes que ser un orco para sentirte así, ni tampoco estar obesa, ser la amiga fea y gorda es relativo. Podemos ser más guapas o menos guapas, con un cuerpo más o menos atractivo, pero siempre veremos a alguna amiga más guapa y más llamativa que a nosotras mismas. Y, es más, puede que esa persona no se considere nada especial. Aunque pueda parecer mentira en ciertos casos, todos tenemos complejos y ninguno nos vemos a nosotros mismos como nos ven los demás.

Una vez me dijeron: tú solo te ves reflejada en un espejo o en una foto, pero son los demás quienes ven tus gestos, tu forma de expresarte, y es con eso con lo que realmente gustas o no gustas a una persona. Realmente, puedes ser guapísima y que tu actitud sea tan horrible que pierdas todo tu encanto. ¿Nunca os ha pasado que veis a alguien muy guapo y con el tiempo os lo parece menos? O, al contrario, que alguien os parece normalito y cuanto más lo conoces, más te gusta. Está claro que no podemos vernos como nos ven los demás y sentirse la Duff del grupo es bastante absurdo, todas lo somos realmente.

Volviendo a la historia (aunque me parece que lo que he dicho anteriormente es un reflejo de ella), Bianca es una protagonista que me ha gustado mucho, tiene muchos problemas personales y a la vez cierta actitud de pasotismo hacia el mundo. Puede parecer que muchas cosas no le afectan, sobre todo los típicos problemas adolescentes, pero a la vez comprobamos que es una persona realmente fuerte y su forma de pensar bastante rara para alguien de su edad. Cuando el problema de alguien le afecta a ella, prefiere sufrirlo en silencio para que nadie juzgue a la otra persona.

Por otro lado, sus amigas me han gustado bastante y algo destacable y que me ha agradado es que son todas diferentes. A su vez, poco a poco nos van explicando qué las ha unido a lo largo de esos años y por qué su amistad es tan fuerte. Wesley es un personaje que puede parecer bastante capullo en un principio pero que, como con muchos de nosotros, el exterior no siempre refleja el interior, por lo que finalmente ha terminado ganándose un huequillo en mi corazón.

En conclusión: The Duff es una historia con la que muchos de nosotros podemos sentirnos identificados. Tanto la trama como los personajes son de lo más realista y es tan sencillo meterte en la historia que engancha totalmente. Además, el sexo no es para nada un tabú y se trata con una naturalidad que no se suele ver en el panorama juvenil. Si os apetece leer una historia cortita y sin pelos en la lengua, adelante.


4 comentarios:

Patri dijo...

Me gustó bastante aunque esperaba algo más.

Un beso!

pequeños detalles dijo...

¡Hola! Al principio no me llamaba mucho pero tengo ganas de ponerme con él, creo que me va a gustar.

Besos

.:PaTrY:. dijo...

Lo leí hace un tiempo y me gusto mucho.

Besos

RiKanna dijo...

Mira, justo acabo de leerlo y me toca hacer reseña. Aparte de la casualidad, es una historia entretenida, típica pero agradable, no ha estado mal.
Saludos y gracias por la reseña.