09 octubre 2013

Reseña: La casa mágica de la señora Asworth





Título: La casa mágica de la señora Asworth
Autora: Eva Pérez Rodríguez
Editorial: Espasa
Páginas: 216
Año: 2012
Precio: 14.90€
Edición: Tapa blanda sin solapas
Aquel aburrido verano en que Katia entró a trabajar en la librería El Dragón Rojo no podía imaginar que su vida iba a cambiar para siempre. Cuando la campanilla de la librería sonó para anunciar la entrada de aquella mujer de mediana edad, algo intangible -la magia- se coló por la puerta. De la mano de la señora Asworth, Katia descubrirá que los libros que tan secretamente guarda en el sótano Victoria, la dueña de la librería, son en realidad canales de poder que enlazan nuestro mundo con Araldor, un universo paralelo regido por la magia, sumido ahora en un terrible caos.

Katia tendrá que ayudar a la señora Asworth a restaurar el equilibrio en Araldor, evitando al mismo tiempo que el mundo de los humanos se vea afectado.
 


  

Admito que ya había comenzado a leer este libro hace mucho tiempo, llegué hasta la mitad y me di cuenta de que se me estaba haciendo muy pesado y que por ello no me estaba enterando de la mitad de las cosas. Así que decidí dejarlo para más adelante y ahora puedo decir que me alegro de haberlo hecho. Las malas críticas no acompañaban demasiado a que me animase a cogerlo de nuevo, pero al ser bastante cortito decidí darle una nueva oportunidad.

La protagonista de esta historia es Katia, una adolescente que tiene que empezar a trabajar en verano para ayudar a su hermana con los gastos. Encuentra empleo en una librería llamada El Dragón Rojo, un sitio que podría parecer bastante normal, de no ser porque su dueña -Victoria- tiene un carácter bastante extraño y es muy obsesiva con una colección especial que guarda en el sótano. Dichos libros no son libros comunes, hay algunas primeras ediciones bastante difíciles de encontrar, pero la gran mayoría de ellos son mucho más especiales aún. No es hasta que conoce a una cliente especial, la señora Asworth, que Katia descubre un mundo totalmente mágico, en el que tendrá que adentrarse para ayudar a sus nuevos amigos y restablecer el orden perdido.

Como ya dije antes, la primera vez que comencé esta novela se me hizo aburridilla y por lo general todas las críticas que leí no la ponían demasiado bien, pero esta vez he visto algo diferente en ella. Estamos ante un libro muy cortito, con una trama sencilla y unos personajes con patrones claros (maga, ser maligno todopoderoso, mujer que quiere vengarse, pequeño hombrecillo graciosete, etc). Tenemos muy claro cómo se van a desarrollar gran parte de los hechos y no hay nada demasiado increíble entre sus páginas. 

Está claro que para gente con unas cuantas lecturas de género fantástico a sus espaldas puede resultar bastante infantil y demasiado rápida, sin un gran desarrollo ni de los personajes ni de la trama, por lo que creo que resultará ideal para los que acaben de empezar o aún no se hayan adentrado en este mundillo. Aun así, a mí me ha parecido una historia muy curiosa y entretenida, he pasado un buen rato y he disfrutado conociendo a algún que otro personajillo. Obviamente, con lo cortita que es no se le puede pedir algo increíble, pero si os apetece entreteneros un ratito, no está nada mal.

En conclusión: La casa mágica de la señora Asworth es una novela muy breve, a la par que muy entretenida. Con unos personajes de lo más variopintos, una trama sencilla y un mundo mágico bastante curioso.