27 agosto 2013

Reseña: El arte sombrío



Título: El arte sombrío 
Autor: Juan de Dios Garduño 
Editorial: Dolmen 
Páginas: 256 
Año: 2013 
Precio: 17.95€
Edición: Tapa blanda con solapas
En Maringouín nunca sucede nada. O casi nunca...

Odette, un huracán de categoría 4, está a punto de cruzar el estado de Luisiana y devastar la imperturbable monotonía del pueblo. Pero antes de que esto suceda, los secretos más inhóspitos de sus habitantes saldrán a la luz. Un cuerpo sin vida en las profundidades del pantano Atchafalaya, el asesinato de una vieja alemana con siniestras vinculaciones nazis y la irrupción de un peculiar agente del FBI que busca a un asesino en serie conocido como el Comercial, pondrán la vida de todos los vecinos de Maringouín patas arriba.


Como la mayoría ya sabréis, de este autor ya había tenido la oportunidad de leer «Y pese a todo...» y acabó resultando ser una de mis novelas preferidas. En este caso no me ha parecido tan impresionante, pero sí me ha dejado buen sabor de boca.

En esta ocasión no estamos ante una novela de zombies y, aunque pertenece a una línea de terror, lo que se dice miedo no da, aunque tiene escenas bastante desagradables. Yo la calificaría más como thriller, ya que policías y asesinos serán los puntos principales de esta obra.

Nos situamos en un pueblo en el que todo el mundo se conoce. Ya hace tiempo que en diferentes lugares han desaparecido personas a manos de un peligroso asesino en serie llamado el Comercial. Hace poco que allí ha desaparecido una adolescente y temen que también se la haya llevado. Pero eso no es todo, porque en muy poco tiempo, cadáveres aniquilados de diferentes maneras irán apareciendo y llenando de sangre lo que hasta la vista era un tranquilo lugar.

Los personajes principales son Brian y Athman, agente de policía y FBI respectivamente. Dos hombres que lucharán codo con codo para encontrar al culpable de estos crímenes. Pero también tenemos otro tipo de personajes: desde ancianos y adolescentes normales, pasando por un alcalde corrupto y la mar de desagradable, por un extraño viejo que cree que los extraterrestres van a invadirnos y, por si esto fuera poco, también por dos visitantes inesperados que darán bastante la nota. Este popurrí de gente completamente diferente me ha parecido bastante curioso y ha hecho que me plantease la historia desde varios puntos de vista. El tema de la invasión extraterrestre es un detalle que ha conseguido llamarme mucho la atención y a su vez me ha aportado momentos divertidos.

Una vez más, la narración me ha gustado mucho, aunque tiene momentos más lentos que otros, se hace muy amena y se puede distinguir bastante bien a los personajes por la forma de expresarse -detalle en el que se falla a menudo-, desde gente muy religiosa, hasta personas muy vulgares, todos ellos tienen su toque característico. Además, siempre tendremos la duda de quién es el asesino y quién será el próximo en morir.

Aunque la novela es interesante y mantiene buen ritmo, también es algo pausada hasta que llegamos a mitad de libro, más o menos. Ahí empieza a cobrar muchísima intensidad y es un no parar de emociones. Sangre y escenas desagradables serán las protagonistas de estas últimas páginas. Peeero, si pensabais que nos íbamos a quedar con un final cerrado, estáis muy equivocados. La novela deja parte de suspense y da pie a una segunda parte que no sé si el autor tiene intención de escribir (o si ya lo ha hecho), pero a mí me encantaría leerla. La mayoría de los problemas se solucionan, pero también quedan algunos puntos que me gustaría que me aclarasen.

En conclusión: El arte sombrío es una novela llena de sangre e incertidumbre, con un ritmo bastante bueno y unos personajes peculiares que sabrán ponerle la guinda al pastel.



2 comentarios:

El mundo entre libros (María) dijo...

No había escuchado nada de este autor pero se nota que te ha encantado. Estaré mas atenta. Un besote :)

MyuMyu dijo...

No sé, eso de la sangre me asusta un poco. No soy muy amiga de las novelas sangrientas :D
¡Besos!