18 marzo 2013

Reseña: Las ventajas de ser un marginado





Título: Las ventajas de ser un marginado
Autor: Stephen Chbosky
Editorial: Alfaguara
Páginas: 258
Año: 2012
Precio: 14.50€
Edición: Tapa blanda con solapas
Vivir al margen ofrece una perspectiva única.
Pero siempre llega el momento de entrar en escena
y ver el mundo desde dentro.

Charlie es un chico realmente especial: lee muchísimo, no sale con amigos ni con chicas y reflexiona sobre el mundo desde un punto de vista muy particular. Su ingenuidad, su incapacidad para relacionarse normalmente y su extrema sinceridad le crean más de un problema, especialmente ahora que su único amigo ha muerto. Conocer a Sam y Patrick, los chicos más populares y vitales del instituto, provocará un giro radical en su vida que lo sumergirá de pleno en la adolescencia.



Bueno, creo que este es uno de los libros que más ha dado que hablar por la bloggosfera y del que solo había leído críticas que lo ponían por las nubes. Quizás fuera eso lo que me pusiera las expectativas demasiado altas o quizás fue que no me esperaba el libro tal y cómo es.

Su protagonista es Charlie, un adolescente peculiar, diferente, raro... llamarlo como queráis. Su visión del mundo es bastante diferente a la de todos los demás, apenas tiene relación con nadie y conoceremos su vida a través de unas cartas que escribe (porque todo el libro está escrito como si fueran cartas). Su familia es bastante importante en esta historia, al igual que sus amigos, sobre todo Sam y Patrick que, aunque son bastante diferentes a él, en cierto modo consiguen encajar.

La trama es entretenida y nos hace ser conscientes de muchas cosas que suceden cada día y de las que normalmente no nos damos cuenta, tratando temas como el bullying, las drogas y los malos tratos. La marginación social es el punto principal y a lo largo de las páginas comprobamos el cambio que va sufriendo Charlie y a su vez cómo él mismo acaba siendo consciente de muchas cosas. La música y las novelas también son parte fundamental de este libro.

No puedo decir que no me ha gustado esta novela, porque sería mentira. Sí me ha gustado, al igual que también me ha parecido muy especial, creo que es una palabra que la define bastante bien. Pero, pese a ser especial, distinta y realista, pese a enseñarnos una forma de ver el mundo a la que no estamos acostumbrados y que a su vez contiene hechos que suceden cada día, no ha conseguido aportarme ese algo que la haga inolvidable. Sé que muchos de vosotros la habéis visto así, que os ha marcado y que la volveréis a leer una y otra vez. En realidad me duele un poco no haber podido valorarla de la misma manera, pero bueno, aquí estamos para ser sinceros.

En cierto modo me cuesta decir qué sensaciones me ha producido. Es una historia muy cortita y que podría leerse en un suspiro, pero ha habido momentos que a mí me han resultado algo pesados. No sé si se debe a la traducción o si la original también es así. El caso es que Charlie es taaan inocente que en muchos momentos explica las cosas de forma ligeramente infantil -se repite demasiado o resulta un poco confuso- y, como consecuencia, a veces me cansaba de leer. Por otro lado, en ciertos momentos me ha resultado tierno y, en otros, demasiado cortado. Esporádico o cerrado, dependiendo del momento. En ocasiones actuaba de manera imprevisible, sin pensar en cómo podría afectar su actitud a otras personas, pero también había momentos en los que no decía lo que pensaba o hacía cosas que no le apetecían por miedo a ofender a los demás.

Respecto a los demás personajes, ninguno me ha caído especialmente bien ni especialmente mal, creo que he sentido neutralidad por todos. En algunos momentos he podido comprender más a alguna persona, ponerme triste por algo que le había sucedido o pensar que no ha actuado bien, pero no ha habido ningún personaje del que pueda decir: me encanta o lo odio.

Como véis, aunque no haya conseguido llegarme, tampoco tengo algo especialmente negativo que sacar a relucir y espero que, a todo aquel que se anime a leerla, consiga producirle esas sensaciones que yo me he perdido.

De paso, os comento también que he visto la película -después de leer el libro- y que me ha gustado más (algo bastante raro). No me ha encantado, pero sí me ha hecho sonreír en varios momentos y los personajes han conseguido transmitirme más.

En conclusión: Las ventajas de ser un marginado es una novela muy especial, que nos enseña a ver el mundo con otros ojos y que puede llegar a transmitir muchas sensaciones. Por desgracia, a mí no me ha conquistado.


Gracias a Alfaguara.

3 comentarios:

Iago Prado dijo...

Lo tengo en lista para cuando caiga a mis manos (aunque la lista crece y crece y mi tiempo de lectura decrece y decrece... -_-)

He leído buenas críticas de este libro, aunque esta es por ahora la menos puntuada que he visto. Está claro que el libro del gusto está en blanco, espero decir pronto mi impresión en este caso.

Buena reseña.

Un abrazo XXL :)

lainmortalidaddellibro dijo...

A mi también me gustó pero no llegó a conquistarme... supongo que había leído demasiadas buenas críticas y que tenía las expectativas un poco bastante altas... pero bueno.

¡besos!

Liwy dijo...

Lo tengo en mi estantería aún sin leer, y la verdad que expectativas bastante altas; y quien sabe, quizá al final también me llevaré una pequeña decepción y no me conquistará.
¡Gracias por la reseña! :)
Besos. ^^