20 enero 2013

Reseña: POD





Título: POD
Autor: Stephen Wallenfels
Editorial: La Galera
Páginas: 312
Año: 2012
Precio: 16.95€
Edición: Tapa blanda con solapas
Los jóvenes Josh y Megs tienen muchos problemas. Y el ataque alienígena no es el más importante.
Josh se queda encerrado en su casa, en compañía de su padre enfermo, y con quien la relación es cada vez más difícil.
A muchos kilómetros de allí, Megs está atrapada en un garaje con un montón de gente, pero no encuentra a su madre.
A medida que pasan los días y se agudizan los efectos del encierro y la falta de comida y agua, todo el mundo saca lo peor de sí.
Y la cuestión ya no es si la humanidad puede sobrevivir a los extraterrestres. Es si puede sobrevivir a sí misma.


Después de bastante tiempo con este libro esperando en mi estantería y sin tener muy claro qué me esperaría dentro de él (hay críticas muy dispares), finalmente he decidido arriesgar y darle una oportunidad.

La historia está narrada por dos protagonistas: Josh, un chico de quince años y Megs, una chica de doce. Ambos están en ciudades diferentes y no se conocen de nada, por lo que simplemente nos relatarán cómo pasa cada uno su día a día.

Josh vive con sus padres, pero su madre no estaba presente cuando surgio la invasión. Unas extrañas naves llegaron volando y comenzaron a absorver con una especie de rayos a todas las personas que estaban a su alcance y, por si eso fuera poco, ahí se quedaron, flotando, a la espera de que más víctimas salieran a las calles.

Megs viajaba con su madre por carretera pero, en una ausencia de esta, llegaron las naves y ella se quedó esperando encerrada en el coche, tal y como le habían ordenado. Los días pasan y no sabe qué hacer para sobrevivir, salir del coche es muy peligroso, hay maleantes cerca, pero la comida y el agua comienzan a escasear y no sabe cómo enfrentarse sola al mundo.

A lo largo de las páginas, iremos viendo cómo intentan sobrevivir a su manera. Josh tiene a un adulto y una casa que lo protege, a largo plazo no es demasiado, pero al menos tiene compañía y alimentos para unos cuantos días. Aunque su padre tiene ideas cada vez mas extrañas y el chico ya no sabe qué hacer para que no se vuelva loco. Las ansias por salir a la calle y acabar con todo son muy grandes, pero no deben rendirse. Por otro lado, Megs vive una situación más difícil, totalmente sola, en un parking y con el miedo de que los hombres que rondan cerca la encuentren. Sin alimentos y sin compañía, debe buscar la manera de no morir de hambre, a la vez que esquiva a sus enemigos de mil maneras posibles.
¿Qué harías tú para sobrevivir en una situación similar? Yo, desde luego, no tengo ni idea. Lo que sí tengo claro es que la historia de Megs me conquistó, a veces realizaba actos absurdos e infantiles, pero a su edad lo normal es actuar de esa manera. Mi sorpresa fue cuando precisamente su edad y a la vez intentar actuar como un adulto, le hacían crear ideas ingeniosas que intentaba llevar a cabo. Por otro lado, Josh lo tenía más fácil desde el principio, pero con el tiempo comprobamos que no todo es maravilloso en compañía de un adulto, la escasez de alimentos, no tener nada que hacer y el no saber cuánto tiempo estarán así puede volver loco a cualquiera. Además, su actitud irónica no ayuda a llevarse bien con su padre, quién es incapaz de no controlarlo absolutamente todo.

Los días van pasando y toda paciencia tiene un límite... ¿Ayudará el ingenio? ¿Servirá de algo tener una casa que aparentemente protege? ¿Es necesario tener contacto humano para sobrevivir? ¿O quizás sea mejor estar solo y preocuparse por uno mismo?

En conclusión: POD es, en mi opinión, una novela dura y cruel, dentro de los límites que tiene la literatura juvenil. Una historia realista -a la par que ficticia- que nos hará sacar nuestro lado superviviente y, para bien o para mal, sorprendernos.


Gracias a La Galera.


5 comentarios:

La Mujer dijo...

A mi me encantó, no sabía que iba a encontrarme con una historia así cuando empecé a leerlo y la verdad es que me sorprendió mucho y para bien.

Me ha resultado bastante original dentro de lo ya inventado, ya sabemos que la ciencia ficción siempre recurre a este tipo de cosas, pero leerlo ha sido una experiencia bastante buena.

¡Un saludo!

Hannah; dijo...

Este libro lo tengo en la estantería y tiene una pinta... *_____________* A ver cuándo puedo ponerme con él :D

Raquel un libro de hadas dijo...

El otro día me llegó a casa y le tengo muchas ganas:)

UN beso^

Kitty dijo...

A mi me gusto mucho. Coincido contigo en que es bastante "Cruel" dentro de que es juvenil y tampoco pueden pasarse...

Mi personaje favorito ha sido Megs, y más si tenemos en cuenta que con solo 12 años, la chica tiene un instinto de supervivencia y un valor envidiable.

Muy buena tu reseña.

Un beso :)

Nahua dijo...

A mi la verdad es que no me llama mucho este libro.
Un beso ^.^