27 junio 2012

Reseña: Oscuros


Título: Oscuros
Saga: Oscuros, #1
Autora: Lauren Kate
Editorial: Montena
Páginas: 416
Año: 2010
Precio: 16.95 €
Edición: Tapa blanda con solapas




Helston, Inglaterra, 1854.

Es noche cerrada y dos jóvenes conversan en una remota casa de campo. Se sienten irresistiblemente atraídos el uno por el otro, pero él insite en que no pueden estar juntos. Ella desatiende sus advertencias y se acerca a él, con paso lento y desafiante.

Cuando se besan, el tiempo se detiene y un silencio furioso e infinito lo inunda todo...


Esta no es la primera vez que leo este libro, sino que es la segunda. La primera vez fue hace más o menos un año y, como es normal, no me he llevado exactamente la misma impresión. En esta reseña intentaré mezclar lo que he sentido las dos veces.

Tenemos como protagonista a Lucinda, una adolescente que recientemente ha sido internada en un reformatorio por verse involucrada en la muerte de un chico. Ella estaba presente, lo vio todo, pero no tiene ningún tipo de explicación para lo ocurrido, su compañero la besó y, al instante, comenzó a arder y falleció en pocos segundos. Luce aún no es capaz de asimilar qué le ha pasado, no consigue entenderlo y, además, no es la única cosa rara que le ha ocurrido: desde pequeña es capaz de ver unas extrañas sombras que la acechan, pero que nadie más puede ver.

El internado Espada & Cruz no es de lo mejor que uno se puede encontrar, parece una cárcel, todo es absolutamente deprimente: No pueden tener móviles ni ningún tipo de objeto tecnológico o que pueda resultar peligroso, están rodeados de cámaras de vigilancia que los observan en todo momento y lo más interesante que hay por los alrededores es un antiguo cementerio y una piscina dentro de una iglesia.

Allí conocerá a Arriane, una chica bastante extraña que en el primer momento le pide que le haga su mismo corte de pelo (bastante peculiar, ya que se tuvo que deshacer de su larga melena después del incendio). A Penn, la hija del conserje, que tendrá sus métodos para conseguir información bastante interesante. A Cam y a Daniel, dos chicos por los que no podrá evitar sentirse atraída y con los que puede tenga algún tipo de conexión. Y, por supuesto, a más alumnos y profesores que también tendrán un papel importante.

La historia es bastante original, para quién no lo haya leído sólo diré: ángeles caídos. Aunque el ritmo es bastante lento, consigue engancharnos y sorprendernos en varias ocasiones, hay muchas cosas que no son lo que parecen, algunas que no esperamos para nada y otras que esperamos y que finalmente no son como creíamos.

Luce es un personaje al que no le vemos apenas cambios a lo largo de la historia, es lo que es de principio a fin. Al contrario que a Daniel y a Cam -entre otros-, a los que sí veremos con diferentes actitudes. A lo largo de las páginas no veremos madurar a nadie, ya que realmente apenas pasan unas semanas desde el comienzo del libro, pero sí descubriremos que muchos personajes no son lo que parecían ser. Algunos nos defraudarán, otros nos alegrarán y por otros lloraremos.

El tema de los ángeles es bastante interesante, no descubriremos mucho sobre cómo surgió todo, pero sí podemos hacernos una idea de ello. Viviremos una batalla que nos enseñará un poco cómo actúan y que rastro dejan. También sabremos qué son esas extrañas sombras y qué papel cumplen en esta historia.

Además, viviremos una historia de amor bella, a la vez que complicada. Un amor que viajará a través del tiempo y que, después de muchísimas separaciones, parece que por fin ha conseguido triunfar. Aunque se supone que eso es imposible...

Su final es bastante extraño y deja con ganas de leer el segundo libro, aunque admito que en su momento lo empecé y no conseguí avanzar demasiado, prometo que esta vez lo leeré entero y os daré mi opinión. De todas formas, por lo que he leído, sé que me decepcionará, aunque tengo entendido que mejora con su tercera parte, así que ya veremos qué pasa.

En conclusión: Oscuros es una historia bastante original sobre ángeles caídos, en la que nuestra protagonista comienza sabiendo tan poco como nosotros mismos. Junto a ella nos iremos adentrando en ese extraño mundo, descubriendo los secretos que esconden los alumnos de Espada & Cruz y recuperando un amor que parecía perdido.

25 junio 2012

Reseña: Atrapada en 1.800

 

Título: Atrapada en 1.800
Autora: Marisa Sama
Editorial: Círculo Rojo
Páginas: 471
Año: 2011
Precio: 16.00 €
Edición: Tapa blanda con solapas




Patricia es una ingeniera de teleco española becada por la Unión Europea en Bélgica. Por un fallo técnico se queda atrapada en el Madrid de 1.800 tras participar alocadamente en un experimento de viaje a través del tiempo. Alocada y despreocupada ha sido siempre, pero llevar tres años viviendo en el siglo XVIII español bajo la identidad de Doña Eva de Armenaga le ha hecho perder la esperanza de ser recuperada y volver a su siglo; su moral está por los suelos y para colmo se mete en un lío tal que la lleva a ser acosada por un espía americano y otro español al verse enredada en una intriga política dentro de la corte de Carlos IV.

¿Qué le puede pasar a alguien que viaje en el tiempo?, ¿y si además se queda atrapado allá dónde haya ido?, ¿y si encima le pasan cosas raras, altamente improbables, fuera de toda lógica, como que su vida parezca seguir un guión de algo que ya conoce?, ¿puede aceptar eso un cerebro estructurado, sensato, racional, poco imaginativo...?

Para ayudarse a sobrevivir sin volverse loca por la desubicación y recordarse a sí misma que pertenece a otra época, su mente asocia las locas situaciones por las que va pasando, a la letra de canciones que conoció en su otra vida, la del siglo XXI.


Aunque no es el tipo de novela que suelo leer, después de ver bastantes reseñas positivas en varios blogs, me picó la curiosidad y gracias a su autora he podido darle una oportunidad.

Tenemos como protagonista a Patricia, una ingeniera española que decide participar en un proyecto muy especial. Dicho proyecto la hará retroceder en el tiempo doscientos años y vivir allí unos tres meses, pero no todo saldrá cómo está planeado, Patricia (que en el pasado interpreta el papel de Eva de Armenaga, una viuda de la alta aristocracia española) se quedará atrapada en el pasado y tendrá que acostumbrarse a su vida allí. Han pasado tres años y ya ha perdido la esperanza de volver a casa...

A lo largo de la historia iremos conociendo cómo eran las cosas en aquella época. Qué costumbres tenían, el tipo de vestimenta que utilizaban, cómo se dejaban llevar por la cantidad de dinero y títulos que poseían, la gran capacidad que tenían los hombres para el mandato (al contrario que las mujeres, que no tenían ni voz ni voto), la gran explotación infantil, la rápida muerte por enfermedades, etc.

Me ha resultado interesante poder conocer las costumbres de la época (algo en lo que su autora destaca bastante, ya que las detalla muy bien) y encontrar información de gente conocida como, por ejemplo, Cayetana de Alba, a la que Eva conoce personalmente. Además, su autora ha incorporado algo bastante original: Enlaza canciones con diferentes momentos que vive la protagonista, que las canta para expresar sus sentimientos.

Los personajes me han gustado. Los malos no me han caído bien, pero han tenido un papel fundamental en la historia. A los buenos no he podido evitar cogerles cariño: Sabina, Cristóbal, María, Andrés y, sobre todo, a nuestro espía americano, que ha conseguido conquistarme. Aunque reconozco que he echado en falta un mayor desarrollo en la historia de amor que vivimos, ya que, en mi opinión, ha sido lo mejor de toda la novela y me hubiera gustado poder vivirla un poco más.

Si ha habido algo que no ha acabado de convencerme de esta historia, es que me ha resultado demasiado extensa y me ha costado engancharme. No pienso que sobre información, de hecho, en ocasiones no me he enterado demasiado bien de lo que ocurría (aunque puede que eso fuera culpa mía, ya que, como dije, no es el tipo de novela que suelo leer) y si se hubiera reducido, nada habría tenido demasiado sentido.

No sé si tendrá continuación pero, sin duda, su final me ha dejado con muchísimas ganas de saber lo que ocurrirá después, creo que ahí comienza lo más emocionante de toda la historia y, en caso de que su autora escriba una segunda parte, no quiero perdérmela.

En conclusión: Atrapada en 1.800 es una novela diferente, ideal para las personas a las que les guste tanto la novela histórica como la novela actual, ya que combina de forma muy natural la vida en el pasado con los pensamientos futuristas de su protagonista. Ya ha salido la tercera edición y eso quiere decir bastante, ¿no?

Gracias a Marisa Sama.

22 junio 2012

Reseña: La hermandad de la eterna oscuridad

 

Título: La hermandad de la eterna oscuridad
Saga: La hermandad de la eterna oscuridad, #1
Autor: Joaquín Londáiz
Editorial: Espasa
Páginas: 365
Año: 2012
Precio: 16.90 €
Edición: Tapa blanda sin solapas





Como todos los años, Jonas Bigelow se dispone a pasar unos días de vacaciones en la casa de sus abuelos. Además, podrá ver a Ralph, su hermano mayor, que estudia en un internado. Y celebrará con él su cumpleaños en el cine. En mitad de la película un descomunal cocodrilo se hace real y salta de la pantalla. ¿Cómo puede suceder algo así? ¿Acaso hay algo que Jonas no sabe?

Numerosas preguntas comienzan a recibir increíbles respuestas. La más sorprendente, quizá, es que el internado donde estudia su hermano es una prestigiosa escuela de magia llamada Sparksbury. ¡Ralph es un mago!
Y, al parecer, Jonas también lo es.
Ha llegado la hora de que sea enviado a Sparksbury.

Al margen de los lugares misteriosos que allí se esconden, Jonas no tardará en tener noticias de las extrañas actividades que lleva a cabo la Hermandad de la Eterna Oscuridad, una cofradía secreta de hechiceros de las tinieblas.


Como varios de ya vosotros sabréis -y como yo ya sabía- el gran fallo de esta novela es que tiene muchas similitudes con Harry Potter. Nos encontramos con un protagonista con una personalidad muy parecida a la suya, un mejor amigo muy similar a Ron y varios personajes más en común, como pueden ser los sustitutos de los gemelos Weasley, de Neville e incluso de Draco.

Pero no todo es malo, aunque nos encontramos varias coincidencias con la novela (algo, por un lado, bastante común, ya que cuesta mucho escribir algo similar sin resultar repetivivo), también veremos cosillas bastante originales: Nuestro protagonista, Jonas, tiene un hermano hechicero y los otros miembros de su familia no han muerto; conoceremos a sus abuelos y a sus padres. La escuela donde estudiará se llama Sparksbury y está situada en la isla de Sparks, que está solamente habitada por hechiceros y, obviamente, no tienen que esconderse. No viajarán hasta allí en tren, sino que lo harán en dirigible (este detalle me encanta). No hay ningún tipo de problema en usar magia fuera de la escuela. No habrá cuatro casas diferentes, sino que los alumnos estarán divididos en dos. Los uniformes son muy peculiares, no son para nada comunes y cada uno de ellos irá combinado con un cinturón que tendrá bastante importancia a la hora de definir a los alumnos. No sólo se impartirán clases de hechicería, sino que asignaturas como letras y ciencias también serán obligatorias.

Además de todo eso, tendremos el placer de conocer a una especie de duendecillos llamados brownies, que me parecieron realmente simpáticos y, aunque sólo salen en un par de ocasiones a lo largo de la historia, harán un papel bastante importante.

Un detalle que también me ha gustado mucho es que se celebre Halloween como una festividad normal y que incluso realicen una yinkana en primavera.

Nos explicarán más o menos la personalidad de cada profesor y qué asignatura imparten, aunque no los conoceremos demasiado y de algunos sabremos poco más que el nombre. Sí he echado en falta el desarrollo de las asignaturas, en las cuales me hubiera gustado que se hubiera profundizado un poco más y así poder adentrarme mejor en el mundo de la escuela.

Como véis, me he encontrado tanto cosas similares como cosas novedosas. Sin duda es una novela que entretiene y engancha y, aunque al principio me llevé algunos chascos por tener esa sensación de volver a leer más de lo mismo otra vez, tirando hacia el final la historia cobró intensidad y le dio el último toque de originaldad que necesitaba para que terminase de engancharme.

En conclusión: La hermandad de la eterna oscuridad es una novela que, aunque tiene muchos detalles que la mayoría ya hemos leído con anterioridad, también tiene muchos otros que sorprenden. Con un protagonista que no para de meterse en líos, unos simpáticos compañeros y un tenebroso hechicero del mal. Es, sin lugar a dudas, una saga que promete bastante y de la cual que espero que siga el ritmo del final, ya que realmente me ha dejado con ganas de más.


Gracias a Espasa.

18 junio 2012

Sorteo: +270 seguidores

¡Hola a todos!

Hace tiempo que me apetecía hacer un nuevo sorteo (sí, lo de +270 seguidores es una excusa, aunque os lo agradezco mucho muchísimo ^^). En este caso, y gracias a su autor, os traigo un ejemplar dedicado de El Ocaso de los Ángeles.

                                  

¿Os apetece apuntaros? Tan sólo tenéis que ser seguidores del blog, residentes en España y rellenar el siguiente formulario:


Aquí os dejo el banner:

Photobucket


El sorteo comenzará hoy, día 18 de junio y finalizará el día 13 de julio a medianoche.

Por favor, en caso de anunciar en alguna red social, recordar dejar el enlace abierto al público para que pueda verlo.

Espero que os animéis a participar :)

16 junio 2012

Reseña: Lágrimas oscuras



Título: Lágrimas oscuras
Saga: Trilogía Amazonas, #1
Autor: Arthur de Jeuffosse
Editorial: Educando
Páginas: 266
Año: 2009
Precio: 15.00 €
Edición: Tapa dura con sobrecubierta 




Hace 3.000 años el Rey Cécrope tuvo que decidir cuál sería la deidad protectora de la pequeña ciudad de Atenas. El dios Poseidón y la diosa Atenea pugnaron por tal honor. Llegado el momento de elegir, los hombres votaron a favor del dios y las mujeres optaron por la diosa. Al ser ellas más numerosas, Atenea ganó y se convirtió desde entonces en la protectora de la ciudad. Pero Poseidón no aceptó de buen grado la derrota y, enfurecido, impuso un castigo para las mujeres atenienses: desde ese momento no podrían volver a votar ni participar de las decisiones que afectaran a su vida.
Sin embargo, un numeroso grupo de mujeres no toleró tal humillación, y una noche partió de Atenas para habitar tierras nuevas y construir Temíscira, la ciudad en la que las mujeres podían garantizar el respeto de sus derechos incluso por las armas. Durante los siglos posteriores serían conocidas con el nombre de amazonas, y serían rodeadas de un sinfín de leyendas.
Esta es la historia de Aleida, una joven ateniense que logrará llegar a la ciudad de las mujeres soldado. Un lugar donde aprenderá el valor de la camaradería, del esfuerzo y del sacrificio, donde descubrirá el verdadero significado de la vida y la muerte, y donde encontrará también su primer amor de la mano de un joven espartano.

Esta es la historia de las mujeres que hace 3.000 años decidieron tomar las armas para defender sus derechos.


Esta es una novela que, aunque tenía muy buenas críticas por la bloggosfera, no me llamaba mucho la atención y tardé bastante en comenzar a leerla. Aunque al principio me resultó algo aburrida, poco a poco fue cogiendo buen ritmo y, para mi sorpresa, acabó enganchándome.

Es difícil explicaros algo más de lo que conoceremos en esta historia, ya que la sinopsis explica claramente cómo comenzó todo y da pistas de lo que viene a continuación.

Al principio poco sabemos de nuestra protagonista, Aleida. En medio de la noche, una mujer se la lleva de Atenas sin explicarle a dónde van. Con el tiempo descubrirá que su destino es Temíscira, una ciudad poblada por mujeres, entre las que están su madre y su abuela, a las cuales consideraba muertas desde hacía muchos años. Allí aprenderá a luchar para recuperar lo que les han arrebatado. La veremos madurar, acostumbrarse a su nueva vida, hacer amigas, arriesgar su vida para ayudar a sus compañeras y también el momento en el que conocerá el amor.

Aunque el comienzo de la novela se hace un poco lento porque es donde nos explican los problemas que sucedieron años atrás, poco a poco va volviéndose interesante y consigue un ritmo activo que nos enganchará a seguir leyendo.

Aleida, pese a ser el personaje principal, no es el único interesante. Nos darán la oportunidad de conocer un poco a varias de las amazonas, cada una de ellas con una personalidad bastante diferente, lo que les dará un punto de originalidad, ya que no serán los típicos personajes planos que incoporan muchas historias para darle un poco de sentido a todo (aunque, claro, de esos también hay).

Como he dicho anteriormente, también tendremos una dosis de amor. Un amor muy bonito y realista, que le da a la historia un poco más de encanto y emoción. Sin duda, es uno de los puntos que más me han gustado.

Su autor ha sabido explicarnos bastante bien muchos temas fundamentales para comprender esta historia: Qué llevó a cabo que surgiera la ciudad de Temíscira, los ataques de diferentes maleantes a los carros que transportan tanto alimentos como personas y, algo realmente importante: Cómo se organiza un ejército, su forma de entrenar y su actuación en el campo de batalla. Me ha parecido muy interesante averiguar este tipo de cosas, sobre todo porque nos lo explica de manera muy natural, lo que hace que seamos capaces de imaginarlo claramente.

El título es de lo más apropiado para definir esta historia, algo muy original, sencillo y con mucho significado.

Su final es bastante cerrado y no hay una completa necesidad de leer el segundo libro. Desde luego, yo sí lo haré, me ha dejado con muchas ganas de saber qué viene a continuación.

En conclusión: Lágrimas oscuras es una novela llamativa, interesante y realista. Que, aunque comienza despacito, poco a poco consigue engancharnos y meternos de lleno en una historia llena de luchas y emociones.

Gracias a Educando.

13 junio 2012

Reseña: Huellas y manchas




Título: Huellas y manchas
Autor: Jordi Sierra i Fabra
Editorial: Plataforma Neo
Páginas: 224
Año: 2012
Precio: 12.00 €
Edición: Tapa blanda con solapas






Cecilia tiene 17 años y cuida a su madre, enferma terminal. Al llegar la hora de la verdad, las preguntas no resultas son más necesarias: ¿por qué la tuvo a ella mediante inseminación?, ¿por qué en Estados Unidos, sola, tan lejos de sus abuelos?, ¿qué esconde el pasado de su madre? Gracias a Emilio, un muchacho que vive encerrado en su casa y se comunica con el mundo únicamente mediante ordenadores, Cecilia descubrirá un secreto guardado durante años.


Aunque parezca extraño -considerando todos los libros que tiene publicados este autor- esta es la primera novela que leo de Jordi Sierra i Fabra. No sabía qué esperarme, sabía que era una historia triste y no tenía muy claro si llegaría a gustarme.

Nos encontramos con una protagonista de la que no sabemos mucho. Se llama Cecilia y tiene casi diesiete años. Su madre decidió irse a vivir a Estados Unidos con veinte años, a pesar de que sus padres estaban en contra y nunca han conseguido perdonarle que lo haya hecho. Cuando volvió de allí, lo hizo acompañada de dos hijos gemelos. Desgraciadamente, el chico murió con cuatro años y tuvo que continuar su vida sin pareja y con una hija. Pese a que su vida ya era dura así, ahora tiene que lidiar con un cáncer terminal, que dejará a su hija sola, a cargo de unos abuelos bastante mayores.

Cecilia es una chica muy fuerte y valiente, con una vida dificil, una madre moribunda, un hermano perdido y un padre al que no conoce. Día tras día se pregunta qué ha sucedido, quién es su padre y por qué su madre no le cuenta nada relacionado con su vida en Estados Unidos. Actualmente está saliendo con un chico, pero no sabe muy bien qué esperarse de la relación. Recuerda a su anterior novio, Emilio, un chico que acabó volviéndose hikikomori y, aunque ahora apenas tiene relación con él, será un punto importante para conseguir aclarar sus dudas.

Cuanto más leía, más me dejaba sin habla. Este autor ha conseguido engancharme, tener ojos únicamente para seguir cada una de las palabras que había escrito, saber qué iba a suceder pero, aun así, sorprenderme; vivir cada frase como si fuese realidad, cada muestra de dolor como una puñalada; un sentimiento que no cualquiera sabe hacer llegar a las personas y, menos aún, a través del papel. Cuando la he terminado me he visto en una especie de estado de shock, no salían palabras de mi boca y no encontraba un modo de expresar lo que me hizo sentir. «Desgarradora» es, sin duda, una palabra que la define bastante bien. Pero no todo es dolor a lo largo de esta historia, también conoceremos el amor verdadero, ese sentimiento mágico que es capaz de llenarnos por completo, incluso en los momentos difíciles.

Me han gustado bastante diversos puntos: desde conocer más o menos cómo es la vida de un hikikomori (para quién no lo sepa, significa apartarse y es un estilo de vida que se produce al sentir aislamiento social agudo), hasta las diferentes webs de las que se habla que, además de reales, son muy interesantes y no las conocía. También me ha llamado la atención saber que toda la historia está basada en un hecho real, lo que no le quita mérito, sino todo lo contrario.

Si ha habido algo que no ha terminado de convencerme es el final tan precipitado que tiene. Entiendo que sea así, pero me hubiera gustado conocer más cosas y no dejarlo a la imaginación del lector.
  
En conclusión: Huellas y manchas es, sin lugar a dudas, una novela realista y muy dura que, pese a su brevedad, te hará comprender la importancia de vivir cada día con intensidad. La vida pasa muy rápido y sólo podemos disfrutarla una vez. Una historia difícil que no todo el mundo estaría dispuesto a leer y que, desde luego, a mí me ha marcado.

Gracias a Plataforma Neo.

08 junio 2012

Reseña: El espíritu de los hielos




Título: El espíritu de los hielos
Autora: Maite Carranza
Editorial: Algar
Páginas: 317
Año: 2010
Precio: 10.50 €
Edición: Tapa blanda sin solapas





Todo empieza en Groenlandia, el país del frío. Una joven inglesa, un capitán de barco, un esquimal y un espíritu de los hielos se encuentran en una noche mágica. El azar les empuja a emprender un viaje fascinante mientras huyen de un antropólogo obsesionado por capturar seres míticos para convertirlos en piezas de museo.
Otilia, el joven Anarfiq y D.J. se embarcan sin saberlo en una aventura peligrosa, romántica, y a veces humorística, que les llevará más allá del Ártico, hasta la Amazonia…


Otilia es una futura periodista de diesiete años que ha viajado a Groenlandia dejándose llevar por los malos consejos de su tío. El viaje no es como ella había pensado, su monitor no les deja ningún tipo de libertad para conocer la ciudad y sus compañeros tampoco son los más agradables del mundo. Una noche, decidirá hacer las cosas por su cuenta y salir a fotografiar la ciudad ella sola. Lo que Otilia no sabe es que por la noche la ciudad está solamente habitada por hombres que desean de ella más de lo que piensa. Huyendo del peligro, acaba adentrándose en un barco que le servirá como refugio. Allí conocerá a Anafiq, un esquimal que no comprende muy bien la capacidad para hablar constantemente que tienen los extranjeros. Y no estará sólo, una extraña criatura lo acompaña: Youq, el espíritu de los hielos. Al parecer, hay gente que quiere hacerle daño en la ciudad y Anafiq decide poner el barco en marcha para salvarle. Con lo que no contaban es con que el capitán del barco, D.J., estuviera a bordo del mercante. No sólo han huído robando un barco, sino que, además, han secuestrado a una persona y no tienen rumbo fijo por el que navegar...

Sé que a estas alturas todos conocéis a Maite Carranza y, probablemente, habréis leído varios libros escritos por ella. En mi caso es la primera lectura de esta autora. Había leído bastantes malas críticas que lo ponían como flojillo, puntuaciones de 1/5 o 2/5, y eso me asustaba un poco. Finalmente, no me ha parecido un libro para recordar toda la vida, pero sí me ha parecido entretenido y con una historia que se mantiene activa todo el tiempo. Quizás comparado con otros libros de esta autora no esté a la altura, pero ya que yo no he leído ninguno, puedo decir que no me ha dejado mal sabor de boca.

Los personajes no están muy desarrollados, aunque Otilia es la protagonista, nos cuentan más o menos la misma cantidad de cosas sobre D.J.. Sobre Anafiq apenas conoceremos nada, al igual que sobre Youq (aunque eso es más obvio, dado que es un ser que casi nadie ha visto jamás). En general, no me han aportado mucho. Otilia es la que más de quicio me ha sacado, ya que muchas veces se comportaba de forma bastante inmadura y egoísta, pero puedo llegar a entenderlo por la edad que tiene (aunque hoy en día estamos bastante acostumbrados a ver protagonistas adolescentes muy maduros). Sí he consiguido llegar a apreciar a alguno: El esquimal y el espirítu de los hielos, pese a ser de los personajes más planos de todo el libro, tenían un encanto especial que los hacía adorables. También D.J. ha sabido aportarme momentos interesantes, aunque esperaba más de él.

Obviamente, estos no son los únicos personajes que conoceremos a lo largo de la historia. Tendremos científicos que buscan localizar a Youq y llevárselo sea como sea, indígenas del Amazonas que los acogerán de buenas maneras y algunos otros algo peculiares.

La ambientación me ha gustado, se ha entendido bien cómo pasamos del frío al calor y cómo cambian las costumbres de unos habitantes tan diferentes. Las descripciones no son demasiado concretas, por lo que no se hacen pesadas, pero sí nos dejan hacernos una idea bastante buena de como es todo.

Si hay una cosa que no he entendido muy bien y que me ha dejado bastante fría, es la historia de amor que se vive entre dos personajes. Una historia que, en mi opinión, roza bastante lo absurdo y a la que no consigo ver ningún tipo de sentimiento verdadero. Me ha parecido como si la hubieran introducido a la fuerza para que hubiera algún tipo de emoción diferente y ha quedado bastante irreal.

En conclusión: El espíritu de los hielos me ha parecido una historia entretenida, con unos personajes normalillos pero muy diferentes entre ellos, que vivirán una aventura emocionante. No es una historia que me haya marcado, pero tampoco me arrepiento de haberla leído.

Gracias a Algar.