13 junio 2012

Reseña: Huellas y manchas




Título: Huellas y manchas
Autor: Jordi Sierra i Fabra
Editorial: Plataforma Neo
Páginas: 224
Año: 2012
Precio: 12.00 €
Edición: Tapa blanda con solapas






Cecilia tiene 17 años y cuida a su madre, enferma terminal. Al llegar la hora de la verdad, las preguntas no resultas son más necesarias: ¿por qué la tuvo a ella mediante inseminación?, ¿por qué en Estados Unidos, sola, tan lejos de sus abuelos?, ¿qué esconde el pasado de su madre? Gracias a Emilio, un muchacho que vive encerrado en su casa y se comunica con el mundo únicamente mediante ordenadores, Cecilia descubrirá un secreto guardado durante años.


Aunque parezca extraño -considerando todos los libros que tiene publicados este autor- esta es la primera novela que leo de Jordi Sierra i Fabra. No sabía qué esperarme, sabía que era una historia triste y no tenía muy claro si llegaría a gustarme.

Nos encontramos con una protagonista de la que no sabemos mucho. Se llama Cecilia y tiene casi diesiete años. Su madre decidió irse a vivir a Estados Unidos con veinte años, a pesar de que sus padres estaban en contra y nunca han conseguido perdonarle que lo haya hecho. Cuando volvió de allí, lo hizo acompañada de dos hijos gemelos. Desgraciadamente, el chico murió con cuatro años y tuvo que continuar su vida sin pareja y con una hija. Pese a que su vida ya era dura así, ahora tiene que lidiar con un cáncer terminal, que dejará a su hija sola, a cargo de unos abuelos bastante mayores.

Cecilia es una chica muy fuerte y valiente, con una vida dificil, una madre moribunda, un hermano perdido y un padre al que no conoce. Día tras día se pregunta qué ha sucedido, quién es su padre y por qué su madre no le cuenta nada relacionado con su vida en Estados Unidos. Actualmente está saliendo con un chico, pero no sabe muy bien qué esperarse de la relación. Recuerda a su anterior novio, Emilio, un chico que acabó volviéndose hikikomori y, aunque ahora apenas tiene relación con él, será un punto importante para conseguir aclarar sus dudas.

Cuanto más leía, más me dejaba sin habla. Este autor ha conseguido engancharme, tener ojos únicamente para seguir cada una de las palabras que había escrito, saber qué iba a suceder pero, aun así, sorprenderme; vivir cada frase como si fuese realidad, cada muestra de dolor como una puñalada; un sentimiento que no cualquiera sabe hacer llegar a las personas y, menos aún, a través del papel. Cuando la he terminado me he visto en una especie de estado de shock, no salían palabras de mi boca y no encontraba un modo de expresar lo que me hizo sentir. «Desgarradora» es, sin duda, una palabra que la define bastante bien. Pero no todo es dolor a lo largo de esta historia, también conoceremos el amor verdadero, ese sentimiento mágico que es capaz de llenarnos por completo, incluso en los momentos difíciles.

Me han gustado bastante diversos puntos: desde conocer más o menos cómo es la vida de un hikikomori (para quién no lo sepa, significa apartarse y es un estilo de vida que se produce al sentir aislamiento social agudo), hasta las diferentes webs de las que se habla que, además de reales, son muy interesantes y no las conocía. También me ha llamado la atención saber que toda la historia está basada en un hecho real, lo que no le quita mérito, sino todo lo contrario.

Si ha habido algo que no ha terminado de convencerme es el final tan precipitado que tiene. Entiendo que sea así, pero me hubiera gustado conocer más cosas y no dejarlo a la imaginación del lector.
  
En conclusión: Huellas y manchas es, sin lugar a dudas, una novela realista y muy dura que, pese a su brevedad, te hará comprender la importancia de vivir cada día con intensidad. La vida pasa muy rápido y sólo podemos disfrutarla una vez. Una historia difícil que no todo el mundo estaría dispuesto a leer y que, desde luego, a mí me ha marcado.

Gracias a Plataforma Neo.

3 comentarios:

bells dijo...

No he leido nada de este autor pero reconozco que este libro me llama mucho.
gracias por la reseña
besos

Adri lunático dijo...

No he leido nada del autor.
Este tiene muy buena pinta. Le tengo ganas ^^
Gracias por la reseña.
Besos

Cris Viviendo entre Páginas dijo...

Todo lo que he leído de este autor me gustó mucho así que estoy deseando leer este libro a ver que tal ^-^

Un besito♥