24 abril 2012

Reseña: Luna llena


 
Título: Luna llena
Saga: Los guardianes ocultos, #2
Autora: Rachel Hawthorne
Editorial: La factoría de ideas
Páginas: 254
Año: 2011
Precio: 16.95 €
Edición: Tapa blanda con solapas




Lindsey es rebelde e imprudente, quizá porque siempre le han organizado la vida. Sus padres se encuentran entre los miembros más poderosos de los guardianes ocultos, una antigua tribu de licántropos, y hace tiempo que concertaron el compromiso de Lindsey y Connor. La próxima luna llena se acerca, y entonces el compromiso será definitivo. No habrá vuelta atrás. Lindsey tendría que estar exultante de felicidad... entonces, ¿por qué no puede dejar de pensar en el atractivo e inquietante Rafe?
Cuando la manada es capturada, ella y Rafe tendrán que trabajar juntos para salvarlos. Lindsey tendrá que elegir entre la amistad y el amor verdadero. Pero escuchar a su corazón puede tener consecuencias terribles.


Después de que Luz de luna me gustara bastante, tenía ganas de continuar con la historia de los cambiaformas, aunque no me convencía mucho que hubiera una nueva protagonista. Nos volvemos a encontrar una novela con una edición bastante bonita -me encanta el lobo con la luna de fondo-, que brilla en la oscuridad, como la anterior. También se lee súper rápido, lo que hace que, a parte de entretenida, no se haga pesada en ningún momento.

Lindsey, la mejor amiga de Kayla. Ha pasado toda la vida al lado de Connor y todo el mundo ha dado por hecho que estarán juntos para siempre. Ellos piensan lo mismo, hace un tiempo que Connor se tatuó su nombre y se declaró a ella públicamente, pero ahora emergen las dudas. Kayla ha comenzado a fijarse en Rafe, por el que cree sentir cosas más fuertes que por su futuro compañero. La luna llena está muy cerca y, con ella, su transformación... ¿A quién escogerá para que la acompañe?

Como dije anteriormente, no me convencía mucho que se cambiara de protagonista, ya que Kayla me caía bastante bien. Después de haberlo leído, me alegro de que haya sido así.

Conoceremos más la historia de Lindsey -que ya parecía bastante agradable en el primer libro- y sus dudas sobre a quién debería escoger. Después de pasar toda la vida con una misma persona, después de recordar todos tus momentos felices junto a él... ¿Cómo se puede dudar casi en el último segundo si es la persona correcta? Esta historia nos muestra lo complicado que es, cómo puedes estar seguro de algo y al minuto pensar todo lo contrario.

Lo cierto es que me ha gustado mucho la historia de Lindsey-Connor-Rafe, me ha enganchado totalmente y, aunque me temía lo que acabaría pasando, me ha dejado con incertidumbre hasta el final.

Hablando del final, me he quedado con unas ganas terribles de leer Luna oculta, ya que este ha dejado el final bastante abierto. Esperaré un tiempo para leerlo, pero espero que me guste tanto como este o incluso más. La historia promete, pero otro cambio de protagonista no sé si acabará de convencerme...

Otro punto que quiero comentar es que yo me releí el primero para recordar exactamente qué había pasado y así relacionarlo bien con este. No hace falta. La autora se ha encargado de comentar aquí varios acontecimientos importantes que pasan en la primera parte y que, por suerte, no se hacen para nada pesados.

No sé qué más decir sin desvelar demasiado la historia -cosa que ya hace su sinopsis y me parece fatal-. Es un libro bastante cortito que se lee en un suspiro y, ya que no me gusta hacer spoilers, simplemente diré que si os ha gustado el primer libro, estoy casi segura de que este os gustará más aún. Y si el primero no terminó de convenceros, creo que le deberíais darle una oportunidad a su segunda parte, dudo que os deje indiferentes.


3 comentarios:

bells dijo...

La primera parte me decepciono bastante
pero creo que si le daré una oportunidad
besos

susana dijo...

El primeor no me gusto mucho, pero este segundo si que me atrapo pero no continue porque tampoco esque me llamaran tanto como para seguir.
Un beso!!

Anónimo dijo...

Porfa suban todo el libro necesito leerlo nose en donde conseguirlo me muero por leerlo